El juez de lo Mercantil acusa a los sindicatos de “críticas preñadas de ignorancia”

Protesta de los trabajadores de Pérez Giménez, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

El titular del Juzgado de lo Mercantil de Córdoba, Antonio Fuentes, ha firmado un auto en el que desestima la demanda de los sindicatos de los laboratorios Pérez Giménez para la recolección en la empresa de los antiguos trabajadores y en los que les acusa de realizar "críticas preñadas de ignorancia y desconocimiento". Los sindicatos convocaron este viernes una rueda de prensa para salir al paso de esta afirmación y cargar contra el juez.

Según el auto, firmado el pasado 2 de noviembre y que condena en costas a los sindicatos, el juez rechaza las acusaciones de los sindicatos en su demanda. Así, el magistrado rechaza que se le acuse de "falta de sensibilidad" con los trabajadores y "menos aún con la problemática laboral en el seno de los procesos concursales". "Son innumerables las ocasiones en las que este titular ha tirado del carro y no se ha puesto de perfil ni escurrido el bulto", sostiene. Por eso, considera que "es muy sencillo realizar críticas preñadas de ignorancia y desconocimiento, y es un peaje que debe pagar este titular, lo asumo, pero desde luego lo que no voy a permitir es que se tilde el trabajo ni de este titular ni de la administración concursal como más propio de seres insensibles y con aviesas intenciones".

"Los sindicatos estamos verdaderamente sorprendidos", ha denunciado el coordinador de CTA, Francisco Moro. "Lo único que hemos pedido es que recoloquen a los trabajadores en Pharmex. No es ni bueno ni malo, sino trabajadores que están formados", ha lamentado.

"Han cobrado antes que los trabajadores", ha lamentado. "Ahora dice el juez que no podemos criticar. Él será lo juez que quiera, pero nosotros vamos a criticar lo que nos dé la gana", ha denunciado Moro, quien considera este auto como "profundamente antisindical, incorrecto y antijurídico que no tiene razón de ser".

"Es un derecho que tienen los trabajadores le guste o no. Desde 2012 a estos compañeros se le deben 33 nóminas. A su señoría parece que se le olvida que fue él donde se acordó que fuera obligado y lógico que se contara con personal que no iba a suponer ninguna carga", señaló uno de los responsables de UGT en Pérez Giménez.

Etiquetas
stats