Instituciones, hosteleros y productores aúnan fuerzas en defensa del aceite de oliva

.

"Cuando por cualquier circunstancia se pone en riesgo el aceite de oliva, no se nos puede olvidar que, gracias a él, viven miles de familias y se han preservado núcleos de población en nuestra provincia". Con estas palabras, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, se ha sumado al acto de defensa del aceite de oliva que ha promovido la delegación de Agricultura de la Junta de Andalucía este jueves en Córdoba y donde instituciones, hosteleros, productores, la Universidad y las Denominaciones de Origen (D.O.) de este producto se han unido para reivindicar su consumo ante las dificultades que atraviesa el sector.

Representantes de las cuatro D.O. de la provincia -Priego de Córdoba, Baena, Lucena y Montoro-Adamuz- acompañados por los alcaldes de la capital y de municipios de zonas productoras, la Junta de Andalucía, empresarios de la hostelería, productores y la Universidad de Córdoba, entre otros, han sumado fuerzas en defensa del aceite de oliva  en un acto en el que han querido estar unidos y leer un manifiesto a favor de este producto que se produce en el 50% del territorio de la provincia cordobesa y es esencial en su economía.

"Se trata de un producto emblema de nuestra tierra", ha dicho en nombre de las cuatro D.O. el presidente de la de Baena, Javier Alcalá, para quien "la calidad y la salud" son las dos características sobre las que gira el aceite de oliva. "Forma parte de nuestra historia, está ligado a la esencia de la provincia de Córdoba", donde ha querido lanzar un mensaje genérico para que se utilice este producto tanto en los hogares y en la restauración. "Instamos a corporaciones, asociaciones y empresarios para que en esta tarea nos acompañen todos".

En nombre de los pueblos de la provincia, el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, se ha sumado a esta reivindicación para defender al sector olivarero. "Cuando al aceite de oliva le va bien, le va bien a toda la provincia", ha dicho para apuntalar el mensaje de unión de las administraciones en la reivindicación de este producto, "también cuando surge alguna duda o se siente alguna grieta".

Duda o grieta a la que no se les ha puesto nombre explícitamente en estos días en los que se ha sabido que, en estos últimos meses, según datos oficiales de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), las ventas de aceite de girasol ha igualado a las de aceite de oliva, lo que ha provocado que el sector comience a dar la voz de alarma.

Por ello, la delegada de la Junta de Andalucía en Córdoba, Rafi Crespín, ha sumado su apoyo a este acto en defensa del aceite de oliva y presentar a los representantes de las instituciones "comprometidos para manifestar a todo el sector que aquí estamos, para respaldarlos y ayudarlos".

El manifiesto que se ha leído en este acto pone de relieve la excelencia del aceite de oliva cordobés, las miles de familias que viven de su producción, las cuatro Denominaciones de Origen y las innumerables variedades de este producto que se dan en tierras cordobesas, así como el reconocimiento del aceite de oliva como símbolo de nuestra cultura, parte indivisible de la gastronomía y la dieta mediterránea.

Etiquetas
stats