Facua detecta una estafa en Córdoba en las revisiones del butano

El presidente de Facua, Francisco Martínez.
La Federación de Consumidores alerta de que una empresa llama telefónicamente a las casas para realizar revisiones de la instalación del gas envasado que no tocan

La Federación de Consumidores de Andalucía (Facua) en Córdoba ha recibido consultas de usuarios que en las últimas semanas están recibiendo llamadas telefónicas en las que en nombre de Repsol se les advierte de que deben realizar una inspección obligatoria a sus instalaciones de gas envasado, conocido popularmente como gas butano, según ha informado a través de una nota de prensa.

El modus operandi de la empresa detectada en Córdoba consiste “en llamar telefónicamente a un usuario del que saben sus datos personales, informándole de la obligatoriedad de la revisión de su instalación de gas envasado. Seguidamente, y para dar más veracidad al asunto, se le facilita al interesado el nombre del operario que realizará la visita a su domicilio, así como un número de identificación personal de este supuesto instalador”, expone Facua.

La Federación de Consumidores advierte sobre este tipo de estafa, “que ha llegado incluso a intentar realizar la supuesta revisión obligatoria a una usuaria que no tiene esta instalación desde hace más de 15 años”.

La asociación lamenta que algunas empresas no informen correctamente a los usuarios de sus obligaciones reales, intentando realizar inspecciones voluntarias haciendo creer al usuario de que esta es obligatoria; consiguiendo la empresa un beneficio mediante un engaño.

Facua Córdoba recuerda que la revisión de la instalación para este tipo de suministro es cada cinco años, y que antes de dicho plazo pueden realizarse cuantas inspecciones voluntarias se consideren, lo cual no exime de inspeccionar la instalación dentro del plazo legalmente establecido.

La asociación señala que junto a la falta de información existen otras prácticas habituales en las falsas revisiones del gas, como la de instar al usuario a formalizar un contrato de mantenimiento de la instalación con su empresa, además de reparaciones falsas e innecesarias por las que cobran un precio excesivo, emitiendo facturas muy por encima de las tarifas del servicio.

Etiquetas
stats