Podemos exige a la Junta que mantenga abierto el Palacio de Congresos

Montera instalada en el patio azul del Palacio de Congresos. | MADERO CUBERO
David Moscoso ha lamentado "que la Junta no tuviera un plan B" a pesar de conocer lo que iba a suceder

El parlamentario de Podemos por Córdoba y portavoz en la Comisión Turismo y Deporte de su grupo, David Moscoso, ha denunciado su inquietud por el nuevo "escándalo, destapado por el diario El Día de Córdoba, relacionado con el Palacio de Congresos, fruto de la pésima gestión de la Junta de Andalucía en Córdoba", denunció el parlamentario.

Moscoso se pregunta "cómo la Junta de Andalucía ha mantenido la concesión del contrato a una empresa que lleva tres años sin abonar sus compromisos de pago, más aún cuando el empresario, Vicente Carmona, expresidente del Consorcio de Turismo de Córdoba, fue detenido por la UDEF el pasado 11 de junio supuestamente por recibir de manera irregular ayudas para impartir cursos de formación, que rondaban los 4,5 millones de euros, entre cuyos conceptos se incluían, entre otras cosas, su nómina como director de formación, la nómina de una de sus empleadas y servicios de restauración (por ejemplo, foie por valor de 7.000 euros), a través de una de las empresas de Carmona, Industrias Turísticas de Andalucía.

A Moscoso le resulta "sospechoso que, después de que la UDEF emitiera un informe en marzo de 2012 haciendo constar todos estos hechos, que quedó en manos de la jueza Alaya en el Caso Edu, entre los que se declaraba que los cursos se impartían en Ayuntamientos gobernados por el PSOE a través de otra de las empresas de Carmona, Línea Maestra, el gobierno de la Junta –del mismo signo político– haya mantenido durante estos años la concesión del Palacio de Congresos a este empresario. Y ello lo ha hecho, aun siendo público y notorio que en el Palacio de Congresos se celebraban, además, banquetes de bodas y espectáculos de flamenco, actividades que no se encontraban contempladas en el contrato de concesión".

Más allá de las responsabilidades políticas que puedan derivarse de este escándalo, por el que a partir de mañana jueves el Palacio de Congresos de Córdoba quedará cerrado al público, Moscoso ha exigido que la Junta de Andalucía –que era conocedora desde el pasado mes de julio que este desenlace tendría lugar– "mantenga abierta al público la oficina de comercialización de congresos del Palacio, así como los servicios básicos de cafetería, audioguías y mercado artesanal". Moscoso ha lamentado "que la Junta de Andalucía no contase con un Plan B, sabiendo que esta situación se iba a producir".

Dada la importancia del turismo de eventos para la ciudad, y a que el Palacio de Congresos de Córdoba recepciona hasta una veintena de Congresos y hasta 10.000 congresistas al año, para Moscoso es inaceptable que la capital cordobesa pierda su cartera de clientes potenciales de cara al futuro, al cerrarse sus oficinas. Por esa razón, propone que la Junta de Andalucía garantice su apertura al público durante al menos un año –momento en el que se prevé que finalicen las obras de renovación actuales–, que supondría unos 120.000 euros en concepto de contratación de personal y gastos fijos de mantenimiento de infraestructura y suministros. Alternativamente, Moscoso también propone que, de forma provisional, se permita que la gestión recaiga en alguna fórmula cooperativa que permita a sus empleados actuales mantener el servicio.

En caso de que la Junta de Andalucía no actúe con urgencia, Moscoso planteará desde el Grupo Podemos una Proposición No Legislativa en el Parlamento de Andalucía, que permita mantener el servicio que ofrecía el Palacio de Congresos.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2015 - 04:27 h