Y Eroski cerró

El supermercado Eroski, justo tras cerrar para siempre este miércoles | ÁLEX GALLEGOS

Finalmente, Eroski ha cerrado sus puertas. Después de que en verano se conociera el porvenir del hipermercado en el Centro Comercial El Arcángel, la mañana de este miércoles ha sido la última para los pocos empleados que aún quedaban en su puesto de trabajo. A las 12:00, el supermercado ha echado el cierre.

A finales de julio, la firma vasca hizo público el acuerdo de venta suscrito con Veracruz Propertis S.A., grupo de inversión formado por una red de socios en de España y Latinoamérica. Ahora, esta compañía es la dueña de los 13.386 metros cuadrados en los que se asentaba Eroski hasta este mediodía.

De lo que fue Eroski, poco ha quedado en las horas previas a su cierre. Durante las últimas semanas, el hipermercado ha estado agotando existencias hasta quedarse con lo mínimo. Todos los departamentos han echado su cierre particular y apenas han quedado de ellos los letreros que anunciaban su nombre.

Los últimos clientes sólo han podido acceder a un pequeño pasillo situado justo a la entrada del supermercado. Éste ha sido el lugar elegido por la compañía para colocar aquellos objetos que aún no encontraban dueño. Utensilios de herramientas, marcos para fotografías, algunas prendas de ropa, bolsas de basura y objetos de papelería son algunos productos que han quedado en las asoladas estanterías. Y todo a precio de saldo: un 90% menos de su valor original.

Marisa Ruiz es una de los últimos clientes que ha acudido esta mañana al supermercado. Cuenta que ha venido a Eroski "para ver qué es lo último que quedaba aquí" y reconoce que le ha sorprendido "la soledad en la que se encuentra todo". Ruiz lleva cerca de 20 años acudiendo a este supermercado y, aunque no era su centro de compras de referencia, explica que "era el hipermercado por excelencia del barrio". Aprovechando que es el cumpleaños de una de sus nietas, ha decidido llevarse unas felicitaciones que ocupan las primeras estanterías del desolado pasillo.

Otros clientes, y saltándose el perímetro de accesibilidad dispuesto por la empresa, han accedido a otras zonas en las que se han amontonado algunos productos. De las 13 cajas de las que disponía el establecimiento, sólo dos han estado funcionando durante la mañana, suficientes para el poco trasiego de público que ha vivido Eroski en sus últimas horas.

Pero, ¿qué se construirá en lo que es ya el antiguo Eroski? Por ahora, nada se sabe. ¿Y cuál es el futuro de los 62 trabajadores de Eroski? A principios de octubre, el sindicato UGT anunció que "hará movilizaciones" si no se mantiene el empleo a todos los trabajadores. Hay que recordar que Veracruz Properties S.A. es una firma ajena al sector de los supermercados, por lo que UGT declaró que "esta compañía es una mera intermediaria que despedirá a los trabajadores y facilitará que, después, el verdadero interesado pueda comprar el espacio sin tener que hacerse cargo de la plantilla y sus costes". En la mayor parte de los casos, los trabajadores de Eroski llevan en el supermercado desde su apertura en 1994 y su edad media supera los 40 años.

Etiquetas
stats