El 'egging', el reto viral por Halloween que ha llegado a Córdoba provocando heridos y menores procesados

Disfraces de Halloween | ÁLEX GALLEGOS

Cuentan que las modas que arrancan en Estados Unidos suelen llegar a España unos años más tarde. Y que años más tarde de que lleguen a España lo hacen en Córdoba. Las buenas y las malas. Desde el año 2017, aproximadamente, las policías locales de las grandes ciudades de España combaten cada noche de Halloween con el egging, un reto viral que consiste en lanzarle huevos al tráfico y a la gente.

En el año 2017, este reto viral provocó un auténtico problema de seguridad en algunas grandes ciudades, donde hubo hasta que desviar líneas de autobuses. Este 2019, por ejemplo, ha ocurrido algo similar en Granada y Gran Canaria. El masivo lanzamiento de huevos a los autobuses obligó a los ayuntamientos de estas ciudades a tomar medidas.

Pero la peor consecuencia ha ocurrido en Córdoba, donde el egging ha acabado con una persona en el hospital y con tres menores procesados y ante la Fiscalía. Pero no fue un hecho aislado, según han confirmado a este periódico varias fuentes.

https://cordopolis.es/2019/11/01/herido-un-conductor-al-que-unos-menores-lanzaron-huevos-durante-la-noche-de-halloween/

Durante casi toda la noche de este jueves al viernes, varias personas alertaron a los servicios de emergencias de que se estaban produciendo lanzamiento de huevos en algunas zonas de la ciudad donde había una gran concentración de jóvenes disfrazados de Halloween. De hecho, llegaron a denunciar el impacto sobre varias de estas personas.

Uno de los puntos en los que ocurrió fue en la zona de Santa Marina, donde la Policía Local fue alertada por la presencia de botellón. Varios desconocidos arrojaron huevos no solo a los viandantes, sino también a las fachadas de las casas.

En la mayoría de los casos, en los que no haya heridos como en el caso de Córdoba, se trata de acciones penadas por la la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, que establece que los daños o deterioro de bienes de uso o servicio público acarrean multas de 100 a 600 euros en caso de infracción leve. Las infracciones muy graves pueden ascender hasta los 600.000 euros.

Etiquetas
stats