Detenido un ladrón que se hacía pasar por electricista para entrar en los pisos

Imagen de agentes de la Policía Nacional | ÁLEX GALLEGOS

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de un hombre que se hacía pasar por instalador eléctrico para acceder a los domicilios de personas de avanzada edad y sustraer joyas y dinero.

Según explica la policía en un comunicado, la investigación se inició a finales del pasado año cuando una persona mayor denunció que echaba en falta diversas joyas y dinero en efectivo de su domicilio situado en la zona centro de la capital. Según su testimonio, un individuo había realizado supuestamente en su vivienda una revisión eléctrica, y posteriormente notó la falta de estos objetos.

Partiendo de esta información, los agentes realizaron varias pesquisas que les permitieron comprobar la existencia de otro hecho de similares características en la zona de la avenida de Barcelona, por lo que inició una investigación tendente a la localización y detención del presunto autor.

Así, tras varios meses realizando diversas gestiones, la investigación culminó con la detención de un hombre al que se le atribuye por el momento la comisión de los dos delitos

mencionados anteriormente.

El modus operandi consistía en que el ahora detenido se hacía pasar por electricista alegando que había un problema eléctrico con algún vecino del inmueble para entrar al domicilio de sus víctimas y presuntamente sustraer dinero o joyas para posteriormente abandonar las viviendas de manera apresurada, sin que la víctima se percatase del robo, hasta que echaba en falta diferentes efectos o veía las habitaciones revueltas.

Para evitar este tipo de delitos, la policía ofrece una serie de consejos ante situaciones en las que una o varias personas aparezcan en la puerta de su domicilio y dude si se trata de una revisión real o falsa. Estos consejos son:

- Exija su acreditación y mantenga la puerta cerrada hasta que se identifiquen plenamente. Los operarios deben disponer de una identificación de revisor o instalador autorizado.

- En los casos de revisión del gas debe saber que para el butano dicha revisión es obligatoria cada cinco años y nadie puede imponer una antes de ese plazo, salvo modificaciones en las instalaciones. Además generalmente la compañía con la que se tiene contratado el suministro llama al usuario con anterioridad.

- En caso de duda, llame a la empresa suministradora del servicio, pero nunca utilizando los números de teléfono aportados por los propios operarios.

– Recuerde, desconfianza racional ante las personas que llaman a su puerta, ante la duda, no la abra.

Etiquetas
stats