Detenido por explotación laboral en establecimientos de comida rápida

Supuestamente exigió 5.000 euros a uno de ellos para la regularización de su situación legal pero no lo hizo

La Policía Nacional ha detenido en Córdoba a una persona de origen paquistaní en una actuación policial contra la explotación laboral, imputándoseles delitos contra los derechos de los trabajadores, estafa y falsedad documental, ya que supuestamente tenía trabajando en establecimientos de comida rápida a inmigrantes sin permiso de trabajo.

Según informa en una nota de prensa el Cuerpo Nacional de Policía, la detención tuvo lugar tras conocer la Policía especializada en investigación de las redes o individuos dedicados a la inmigración clandestina y falsedad documental, así como a la trata y trafico de seres humanos con fines de explotación laboral y/o sexual, sobre una posible situación irregular de un trabajador de un local de comida rápida de la ciudad que carecería de permiso de residencia y, por tanto, no tenía en su haber el oportuno permiso de trabajo, realizando su actividad sin mediar contrato laboral alguno.

Además supieron que había tratado de regularizar su situación legal en España entregando 5.000 euros al dueño del establecimiento de restauración tras haberlo obtenido por los préstamos de compatriotas suyos bajo el compromiso de devolvérselo con la nómina mensual que obtuviera por su trabajo, si bien finalmente el empresario ni había regularizado la situación administrativa del trabajador, ni le había abonado mensualidad alguna por su trabajo, a pesar de estar trabajando para él más de cuatro meses.

Ante tal información, los investigadores realizaron las correspondientes gestiones y constataron que efectivamente dicho empleado se encontraba trabajando de forma irregular y que el empresario regía tres locales en Córdoba.

Ante la posibilidad de que dicho empresario tuviera bajo sus órdenes a otros empleados en similares circunstancias, una vez que los agentes recopilaron todas las pruebas e indicios necesarios, estableció un operativo policial en colaboración con funcionarios de la Delegación de Inspección de Trabajo en Córdoba e inspeccionaron los locales.

Tras constatar que los empleados carecían de los oportunos permisos de trabajo, el propietario, de nacionalidad paquistaní, fue detenido por supuestos delitos contra los derechos de los trabajadores, estafa y falsedad documental, siendo, por otro lado, propuesto para sanción administrativa por las irregularidades detectadas en los registros de los establecimientos.

Esta operación está enmarcada en el convenio firmado en marzo entre el Ministerio del Interior y el de Empleo y Seguridad Social para luchar contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.

Etiquetas
stats