Así se desalojó un macrobotellón de unos 1.000 jóvenes

Los sanitarios atienden a uno de los afectados en la calle María Auxiliadora | ÁLEX GALLEGOS

Mil jóvenes, muchos de ellos adolescentes, y una veintena de intoxicados por alcohol. Este sábado por la noche, agentes de la Policía Local de Córdoba vivieron una de las noches más complicadas en lo que va de año cuando sin que estuviese previsto se generó un macrobotellón en el casco histórico con la excusa del Carnaval en la calle. Este periódico ha accedido a los partes policiales de los agentes que trabajaron en el desalojo, que se produjo por los 20 efectivos, distribuidos en diez patrullas, que vigilaban la ciudad el sábado por la noche.

Desde las 20:00 empezó a detectarse una importante presencia de jóvenes en varias plazas del casco histórico. Sobre las 23:00 eran en torno a 1.000 las personas que bebían alcohol sin permiso. El grueso se concentraba en la plaza del Poeta Juan Bernier, pero también había diversos grupos en la plaza de San Rafael, en la plaza de San Lorenzo, la plaza de San Agustín, la calle Montero y zonas aledañas.

A las 23:15, la Policía Local dio orden de desalojar la plaza. Al lugar acudieron todas las patrullas disponibles, coordinadas por el jefe de turno y los oficiales al cargo. Según el parte policial, “se procedió al desalojo sin hacer uso de la fuerza y no registrándose altercado alguno” a pesar de que muchos jóvenes llevaban desde primeras horas de la tarde consumiendo alcohol.

El parte señala las numerosas “actuaciones de ayuda y auxilio” registradas por “intoxicaciones etílicas”, sin que ninguna de ellas fuera grave, pero también la rapidez con la que se procedió al desalojo. Además, detalla la coordinación con la que se trabajó con los servicios sanitarios y con los trabajadores de la empresa municipal Sadeco, “que en pocas horas dejo las zonas del macrobotellon en perfecto estado”.

Etiquetas
stats