La delegada de Salud afirma que los presupuestos para 2021 permitirán “vencer al Covid-19”

María Jesús Botella.

La delegada de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, ha afirmado este jueves que los presupuestos elaborados por el Gobierno andaluz para 2021 en materia de Salud y Familias “van a garantizar a los andaluces disponer de los recursos necesarios para vencer al Covid-19”.

Para ello, según ha explicado Botella en rueda de prensa, se ha dado prioridad al “refuerzo de los recursos sanitarios, para asói hacer frente a la pandemia y contribuir a sentar bases sólidas para la recuperación económica, una vez superada la crisis sanitaria que estamos viviendo”.

Entrando en cifras, Botella ha detallado que los nuevos presupuestos de Salud y Familias ascenderán este año en Andalucía a 11.772 millones de euros, lo que supone un 29,29 por ciento del total del presupuesto de la Junta de Andalucía.

Así, el “con el refuerzo económico en materia de Salud” se busca “la fidelización de nuestros profesionales y la optimización de la asistencia, para dar la mejor respuesta posible a los cordobeses, a lo que tenemos que sumar la necesaria renovación de las instalaciones sanitarias, que nos encontramos muy obsoletas cuando llegamos a la Junta de Andalucía, junto a la necesidad de instalar dobles circuitos Covid, para garantizar la seguridad de pacientes y profesionales”.

Además, ha recordado que “el Gobierno del Cambio de Juanma Moreno ha incrementado los presupuestos en materia de Salud y Familias en la comunidad casi un 20 por ciento desde que en 2019 llegó a la Junta, lo que demuestra que es un gobierno que cumple con su compromiso de apostar por la salud de todos y cada uno de los andaluces”.

Botella ha precisado que, en el mencionado presupuesto total de la Consejería de Salud y Familias de 11.772 millones, “al SAS se destinan 10.432 millones de euros en Andalucía, lo que tiene reflejo en la cobertura que en Córdoba se da a los 143 centros de salud, consultorios locales y consultorios auxiliares y a los hospitales de la provincia, como el Reina Sofía de Córdoba, los comarcales del Valle de los Pedroches o el Infanta Margarita”.

En dichos centros hospitalarios “prestan servicios a fecha de hoy 11.206 profesionales de todas las categorías, por quienes se está haciendo una apuesta importante, por incrementar y mejorar sus retribuciones, que es el compromiso de este gobierno”.

Además del presupuesto con el que contará el SAS, Botella ha avanzado que “al Imibic se aportará un presupuesto de 300.000 euros”, y a ello “se sumarán los presupuestos de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, con 147.377.462 euros; de EPES, que para el 2021 es de 94.479.682 euros, y de Faisem, que asciende a 25.399.560 euros”.

Botella ha explicado que, “aunque no están provincializados”, estos presupuestos “sí que tienen un despliegue importante en nuestra provincia, teniendo en cuenta que la Agencia gestiona en Córdoba los hospitales de Montilla, Puente Genil y Peñarroya, y que EPES cuenta con una plantilla de 29 médicos, 18 enfermeras y 15 técnicos de emergencias sanitarias”.

Además, Faisem cuenta en Córdoba con “cuatro casas hogar, dos centros de día, diez viviendas supervisadas y un servicio de orientación y apoyo al empleo”, a lo que se unen “tres centros de actividades ocupacionales convenidas con los ayuntamientos de Montilla, Palma del Río y Peñarroya, dando ocupación a 80 trabajadores y prestando atención a 200 personas”.

En cuanto a la renovación y apuesta por mejorar las instalaciones sanitarias en la provincia de Córdoba, se prevén en el presupuesto de la Junta para 2021 más de 13,5 millones de euros. Se destinarán partidas destacadas para la mejora de la capacidad de resolución del Centro de Salud de Priego de Córdoba, con 500.000; la obra del nuevo Centro de Salud de Montoro, con 4.876.514 euros, o al Centro de Salud de Villanueva de Córdoba, con 216.000 euros, entre otras.

En el ámbito hospitalario se han previsto 3.352.542 euros para la reforma del bloque quirúrgico del Hospital Infanta Margarita de Cabra; la puesta en funcionamiento del Hospital de Alta Resolución de Palma del Río, con 2.254.000 euros, o el proyecto de Hospital de Alta Resolución de Lucena, con 320.000 euros.

La delegada ha insistido en que, “además de lo previsto en los presupuestos de 2021, hay que poner de relieve la importante inversión que se está haciendo ya en infraestructuras sanitarias en la provincia de Córdoba por el Covid-19, por importe de 8.078.776 euros, que tienen que estar terminadas para el 31 de diciembre de 2020”.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que “desde el segundo trimestre de este año” se está ejecutando el Plan de Inversiones Sanitarias, “para luchar contra la pandemia, que supone una de las acciones más importantes que se han efectuado en materia sanitaria en Andalucía y en Córdoba en los últimos años, ya que nunca antes se había acometido tal cantidad de obras en tan poco tiempo”.

Botella ha detallado que son 66 actuaciones en toda la provincia, y entre ellas ha destacado la reforma y ampliación de la UCI y la reforma y adaptación de la Resonancia en el Hospital Valle de los Pedroches; la reforma y ampliación del área de urgencias del Centro de Salud de Baena, la reforma y ampliación de sala de clasificación en urgencias generales de adultos en Hospital Reina Sofía, y la construcción de salas para TAC, vestuarios y área de gestión de radiología en el mismo hospital.

También se incluye la construcción de dos quirófanos en la planta baja del Hospital General para los pacientes Covid, la reforma de los quirófanos del bloque quirúrgico situado en la primera planta del Hospital Provincial, la instalación puertas automáticas y presión negativa en la UCI de adultos, la mejora de la climatización y los cerramientos en unidades de hospitalizan del circuito respiratorio del Hospital Provincial o la reforma del punto del Servicio de Urgencias de Atención Primaria del Sector Sur.

Además, Botella ha señalado que “continúan su curso obras como la UCI pediátrica del Hospital Reina Sofía, con un presupuesto de 1.483.729 euros; la construcción del búnker para acoger el cuarto acelerador lineal de electrones del Reina Sofía, con 1.724.321 euros; las obras que se están acometiendo en el Centro Salud de Peñarroya; la reforma del Área de Farmacia del Infanta Margarita, y los trabajaos para el Centro de Salud de Iznajar”.

En su comparecencia, la delegada también ha recordado que “para este gobierno las familias sí son importantes, y este presupuesto se alinea con el objetivo prioritario de prestar apoyo a la institución familiar mediante políticas transversales, que identifiquen las necesidades de las familias, garanticen sus derechos y contemplen los deberes de sus componentes”.

En esta línea, ha comentado que la Atención Infantil Temprana conllevará un incremento del 49 por ciento del presupuesto respecto al año pasado, con una inversión de 4.616.640 euros. Este presupuesto pretende hacer frente a la puesta en marcha del nuevo modelo de gestión a través del concierto social, y “cumple con el compromiso de este gobierno con la Atención Infantil Temprana”.

Ello “permitirá en Córdoba atender un 20,16 por ciento más de los menores atendidos hasta ahora, y se asentará el precio unitario por sesión previsto de 28 euros, de acuerdo con los compromisos adoptados para la legislatura con las entidades implicadas”.

En materia de subvenciones, además, ha recordado la delegada que “en Córdoba se han aportado 654.425 euros, una cantidad similar a la que se invertirá el año próximo para proyectos en materia de atención a las drogodependencias y adicciones, en materia de consumo o ayudas por nacimiento de tercer hijo y partos múltiples”.

Etiquetas
stats