La DANA ha dejado 20 litros de media en la cuenca del Guadalquivir en Córdoba

Turistas con paraguas en el Puente Romano | MADERO CUBERO

Los intensos episodios de lluvias provocados por el paso de la DANA (Depresión Aislada de Niveles Altos) por la cuenca del Guadalquivir han supuesto un incremento neto de las reservas en los embalses de la cuenca de 29 hm3, lo que supone un total de embalsado de 2.936 hm3, el 32,6% de su capacidad total, en un episodio que se inició el pasado jueves 12.

Según el balance provisional de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en Córdoba la DANA ha dejado unos acumulados medios de 20 litros, que han sido de 26 litros según la red de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en unos datos recopilados por el Colectivo Meteofreak. Según la Confederación, el acumulado del año hidrológico en la provincia de Córdoba tras el paso de la DANA es de 385 litros en total.

Los acumulados han sido más abundantes en la provincia de Granada, con registros medios de 63 litros, y de Jaén, con una media de 57 litros. Mucho menos abundantes han sido en Sevilla y Huelva, con una media de 7,1 litros.

Los puntos de la cuenca donde más precipitación se ha acumulado (en su mayor parte en solo dos días) han sido en en el embalse del Negratín con un total de 156 litros, Siles en Jaén con 150 litros o el río Guadahortuna en Granada con 141 litros, además de los 138 litros de Baza.

Estas aportaciones han supuesto un incremento neto de las reservas en los embalses de la cuenca de 29 hectómetros cúbicos, lo que supone un total de embalsado de 2.936 hectómetros cúbicos, el 32,6% de su capacidad total.

Las intensas precipitaciones provocadas por el paso de la DANA han dado lugar, principalmente, al desbordamiento de ríos y ramblas en Granada, como consecuencia de un caudal superior al ordinario y que naturalmente ocupa su llanura de inundación. Las zonas inundadas coinciden generalmente con zonas con riesgo que ya han sido estudiadas e incluidas en el Plan de gestión de riesgos de inundación.

Durante estos episodios de lluvias, los técnicos de la CHG han trabajado de forma continua con el fin de paliar y disminuir los efectos de este fenómeno. Las actuaciones se han concentrado sobre todo en Granada, provincia que ha registrado el mayor número de incidencias. Entre otras, se han ejecutado las siguientes actuaciones:

- Bajada de la compuerta cero en el río Genil a su paso por la ciudad de Granada como previsión ante una subida rápida del nivel en el tramo urbano.

- Apertura de las compuertas del trasvase en el sistema Bermejales en la madrugada del viernes al sábado antes las intensas precipitaciones. En ellas, el contraembalse de Bermejales empezó a desbordar por coronación.

- Maniobras preventivas en la presa de Portillo ante el incremento de las aportaciones.

- Vigilancia continua de los jefes de explotación de las presas de la provincia de Jaén y Granada por la evolución de las precipitaciones en los sistemas del Genil, Guadiana Menor y presas de Jaén.

- Vigilancia intensificada en el sistema SAIH: envío de avisos a Protección Civil así como de la evolución de las alertas de AEMET a los responsables de explotación.

En la actualidad, se están valorando daños en cauces y posibles obstáculos que se deban retirar de urgencia. No obstante, en un primer análisis, se ha constatado que la red hidrográfica ha funcionado correctamente, evacuando los caudales producidos en la cuenca.

La CHG recuerda que todas las administraciones tienen competencias en la gestión de inundaciones, por lo que se hace imprescindible que los planes municipales de emergencias recojan los estudios realizados sobre inundaciones e implanten las medidas oportunas para reducir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia.

Etiquetas
stats