La cosechadora que ardió en la autovía desaparece del paisaje cordobés casi un año después

.

Hace casi un año ardió una cosechadora mientras estaba faenando junto a la Autovía de Málaga (A-45). El vehículo ardió en parte y quedó inutilizado. Un año después, una empresa, Joaquín Solanas, ha podido retirarla para su reciclaje.

Este martes, la empresa cargaba la inmensa mole de la cosechadora era cargada en un camión, que la transportaba hacia la planta de reciclaje.

El vehículo se había mimetizado ya con el paisaje de la campiña de Córdoba, poco antes de llegar a Fernán Núñez. La cosechadora simulaba una continua labor en una zona donde ha seguido creciendo el cereal. Ahora, según comenta la empresa, la Campiña recupera su histórico paisaje. Y la zona no sufre los riesgos de contaminación de mantener ese inmenso vehículo averiado.

Etiquetas
stats