El Córdoba CF, condenado a desalojar la ciudad deportiva

Campo principal de la Ciudad Deportiva en imagen de archivo | ÁLEX GALLEGOS

El Córdoba Club de Fútbol tendrá que abandonar la ciudad deportiva Rafael Gómez. O eso, o llegar a un acuerdo con el que los jueces consideran que es su legítimo propietario: el grupo inmobiliario Tremón.

El Tribunal Supremo ha ratificado una decisión que ya tomó la Audiencia Provincial de Córdoba: que el Córdoba Club de Fútbol estaba ocupando sin permiso y sin pagar una propiedad del Grupo Tremón. La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, declara firme la primera decisión. Por lo que si no hay acuerdo con Tremón que Córdoba Club de Fútbol tendrá que abandonar su habitual campo de entrenamiento.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ratificó el pasado 17 de junio de 2020 la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número dos de la ciudad que ordenaba al Córdoba Club de Fútbol a abandonar la Ciudad Deportiva Rafael Gómez Sánchez. Los jueces ratifican, punto por punto, la sentencia del juez, que se dictó el 11 de enero de 2018. La sentencia desestima un recurso de casación presentado por el Córdoba Club de Fútbol contra la decisión de de la Audiencia Provincial de Córdoba. Es decir, lejos de llegar a un acuerdo el Córdoba Club de Fútbol ha perdido tres juicios, y se han disparado los costes procesales.

La inmobiliaria Tremón exigió al Córdoba CF en su momento el pago de un canon por la utilización de las instalaciones, un extremo que provocó un litigio que terminó con una orden de desahucio. El club recurrió y entre sus argumentos expuso que no estaba claro que Tremón fuese la titular de la Ciudad Deportiva. De hecho, aludía a otro contencioso que mantiene Tremón con Arenal 2000 por la titularidad de este espacio. Sin embargo, el juez, la Audiencia Provincial y el Tribunal Supremo son taxativos: en el Registro de la Propiedad consta que es Tremón la dueña de este espacio y, por tanto, si no hay acuerdo con el club tiene que desalojar.

El Córdoba, en su recurso, aseguraba que le había pagado la renta pactada a Arenal 2000 y que éste no le había comunicado que el dueño de los terrenos era Tremón. Pero la inmobiliaria Tremón ha adjuntado hasta contratos firmados con el club para el pago de la renta. No obstante, se reconoce que hay un litigio entre Tremón y Arenal 2000, propiedad del empresario cordobés Rafael Gómez, sobre la titularidad de este espacio.

No se descarta que ahora Tremón pida al Córdoba Club de Fútbol daños y perjuicios, y una compensación por haber estado disfrutando en exclusiva de unas instalaciones por las que no ha pagado.

Etiquetas
stats