El convenio firmado en 2017 impedía al Ayuntamiento apoyar económicamente a Flora este año

Presentación del Festival Flora en 2019 | RAFA MELLADO

La caída de la dotación económica de los patrocinadores del festival internacional de las flores, Flora, unido a la imposibilidad del Ayuntamiento de Córdoba de aportar capital a esta cita cultural son dos de los motivos detrás de la cancelación de una cita que, a nivel de programación, ya había tenido que redimensionarse debido al impacto del Covid-19.

La directora de Flora, María Van den Eynde, ha explicado a este periódico que la de 2020 estaba llamada a ser una de las ediciones más ambiciosas del festival de arte floral, que llegó como un ciclón a Córdoba en el año 2017 de la mano de Hoteles Zizai, y que fue superándose año tras año en el reconocimiento y el cariño mostrado por la ciudad, sus vecinos y visitantes.

Con gran parte de la programación de la cuarta edición encarrilada desde comienzos de año, el impacto de la pandemia del Covid-19 fue un golpe para el equipo de Flora, que tuvo que rehacer la idea inicial y plantear una edición más pequeña, con la que, según explica Van den Eynde, también querían, al menos, devolver a la ciudad parte del cariño recibido en un momento muy duro.

Sin embargo, hace unos días se decidió aplazar una edición que no tardó en encontrar obstáculos sanitarios, pues esta cita había “arrastrado a mucha gente” en los últimos años y su celebración había de hacerse “con todas las medidas sanitarias y de precaución” previstas, recuerda la responsable artística. El año pasado, Flora superó las 200.000 visitas a sus instalaciones florales, según la organización.

Además, también reconoce que la celebración de Flora, que el año pasado entregó 35.000 euros en premios, también encontró obstáculos económicos derivados de la pandemia del coronavirus y la subsecuente crisis económica. “Todos los patrocinadores están sufriendo con la crisis y hay una preocupación general ante esta incertidumbre”, explica la directora de Flora, que puntualiza que, además, el Ayuntamiento de Córdoba tampoco podía implicarse económicamente en el festival.

En este sentido, desde el Ayuntamiento explicaban este lunes a CORDÓPOLIS que el actual convenio, que data del año 2017 y firmó el anterior equipo de Gobierno “no permite la entrada del Ayuntamiento con capital” en Flora, de ahí que ya se esté trabajando en un acuerdo nuevo entre Flora y el consistorio para “futuras ediciones”.

Una edición simultánea en Córdoba y en Quito (Ecuador)

María Van den Eynde reconocía que, dentro de la mala noticia que era anunciar la cancelación, había otra “muy positiva” en el hecho de que se trabaje con el Ayuntamiento “para que se implique más”.

“Ellos han mostrado interés en ello. El fin es cambiar el convenio y firmar uno nuevo para los próximos años. Flora tiene que crecer y que las instituciones cordobesas se impliquen en el festival. Por lo tanto, es una buena noticia que el Ayuntamiento quiera cambiar este convenio y que podamos trabajar con ellos”, señala la directora artística sobre “un festival que genera debate sobre flores y arte contemporáneo” y, por lo tanto, “Córdoba es la ciudad ideal” para su celebración.

La segunda buena noticia, explica la directora, es que el festival ya está trabajando en internacionalizarse y está buscando otras sedes en las que celebrarse. “Una de ellas es Quito, en Ecuador, que tiene un casco histórico que fue el primer Patrimonio Material de la Unesco, que también tiene patios y en el que la planta típica es el geranio”, señala Van den Eynde, que confía en poder llevar a acabo este festival en 2021. “Siempre que el planeta nos deje”, apostilla con cautela.

Etiquetas
stats