Los comerciantes rechazan el cambio de nombre de la calle Cruz Conde

Calle Cruz Conde de Córdoba | MADERO CUBERO

Los empresarios agrupados en el Centro Comercial Abierto Centro Córdoba rechazan el cambio de nombre de la calle Cruz Conde, según consta en un escrito que registraron este martes en el Ayuntamiento. Los comerciantes reclaman una reunión con la alcaldesa para justificar su decisión, y exponen cinco razones concretas.

En primer lugar, justifican su razón en “razones precisamente históricas de nuestra reciente democracia”. La asociación entiende que la calle lleva rotulada desde comienzos de la democracia, “tiempo en el que no ha habido un sentimiento o deseo coherente ni mayoritario para proceder a su cambio o modificación, tiempo el que ha habido diferentes consistorios de diferente color político”.

Además, rechazan el cambio de nombre “por la persona”, ya que “la vida de José Cruz Conde marcó un antes y después de la modernidad de nuestra capital, y en sus escasos pero prolíferos años de alcalde sirvieron para diseñar concretamente lo que en gran medida es el centro de nuestra ciudad, entre otras actuaciones de relieve. Es según los cronistas de nuestra historia más reciente, una de las personas que más influyó en el futuro urbanístico y modernista de nuestra ciudad así como turístico siendo en su época el responsable de la creación del Patronato Turístico y de llevar la marca Córdoba a la Exposición Iberoamericana de Sevilla”.

Centro Córdoba entra abiertamente en política cuando afirma que Cruz Conde apenas participó en la vida pública “salvo por su posicionamiento claramente monárquico, lo que le llevó a exiliarse durante los años de la contienda en diferentes embajadas en la capital de España, siendo repudiado y odiado por ambos bandos al unísono durante este tiempo, tal y como queda de manifiesto en sus memorias escritas durante el asilo en dichas embajadas donde falleció meses antes de la finalización de la contienda”.

Centro Córdoba, además, “no entiende que estos temas se configuren de vital importancia para la ciudad y para sus actuales dirigentes, más a sabida cuenta de los datos económicos tan desfavorables que tiene nuestra provincia y especialmente nuestra capital”.

Por último, desde el punto de vista económico, donde según su punto de vista este cambio “acarrearía desde el punto de vista empresarial, gastos a los empresarios de los locales y oficinas existentes, entre los que se encontraría los gastos por cambios de domicilio en escritura pública y su correspondiente registro, gastos de asesoría por la tramitación de ellos, así como de material de merchan como bolsas o de comunicación, que se podría estimar por comercio entre los 1.500 euros y los 4.000, así como el coste de oportunidad de perder el posicionamiento que actualmente tiene la actual denominación”.

Etiquetas
stats