CCOO denuncia siete agresiones en el hospital provincial que Salud niega

.
El sindicato achaca los incidentes a los cambios de turno de la dirección del centro hospitalario | El hospital denuncia que la denuncia es falsa

Según ha denunciado el sindicato CCOO a través de una nota de prensa, “siete profesionales de diferentes categorías (facultativos, enfermeros, auxiliares, celadores y personal de seguridad) que trabajan en la Unidad de Salud Mental del Hospital Provincial han sufrido agresiones en el último mes por parte de los enfermos, todas ellas a raíz de los cambios introducidos por la Dirección de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) sin consultar con los trabajadores de este servicio”.

La secretaria del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Córdoba, Teresa Juanico, ha explicado que el pasado 14 de julio, “sin previo aviso o consulta con el personal”, la Dirección de la UGC de Salud Mental “decidió ubicar a los pacientes agudos en el ala izquierda de la planta, mientras que los pacientes en tratamiento de control se aglutinan en el lado derecho”. “Este cambio, que se produce cuando menos personal hay en la planta (en concreto, la mitad), y parte del mismo es nuevo porque ha sido contratado para sustituir al personal de vacaciones, está acarreando problemas que vienen a agravar la situación de un servicio ya de por sí falto de personal, como denunciaba CCOO el pasado junio en un escrito a la Dirección del Reina Sofía”, señala Juanico.

Así, según CCOO este cambio de ubicación provoca que “el personal que atiende a los pacientes agudos, que requieren una atención constante por la singularidad de sus patologías, en algunos casos, siendo necesaria su inmovilización o la presencia de varias personas para poder controlarlos, se encuentre desbordado, ya que han de atender todos los ingresos que se producen en la planta, los traslados, las situaciones de crisis de los pacientes, etc., mientras que antes el trabajo se repartía de forma más equitativa entre ambas alas de la planta”. “No se pueden hacer cambios como éste sin tener el personal necesario y a las pruebas me remito: las agresiones que se están produciendo son por culpa de la sobrecarga de trabajo que tienen los trabajadores y trabajadoras del ala izquierda, que se ven desbordados y en ocasiones superados por las necesidades de cuidado de los pacientes agudos”, insiste Juanico.

CCOO critica a la directora de la Unidad Clínica, Carmen Prada, “por no haber consultado con el personal estos cambios y haberse marchado de vacaciones dejando a los trabajadores y trabajadoras lidiar con una complicada situación”, que exigen que “se modifique de inmediato por el bien de los y las pacientes, en primer lugar, pero también por el de la plantilla”.

RESPUESTA DEL HOSPITAL

La dirección del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba asegura que son “inciertas” todas las acusaciones del sindicato provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO relacionadas con los cambios introducidos recientemente en la Unidad de Hospitalización de Agudos de Salud Mental, que se ubica en el Hospital Provincial y dispone de dos alas de ingreso para pacientes.

En una nota, la dirección detalla que los responsables de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental tenían previsto incorporar modificaciones para mejorar la asistencia y así poder llevar a cabo “intervenciones terapéuticas de mayor calidad y con más confortabilidad”, a lo que añade que “los sanitarios vieron la oportunidad de acometer los cambios en un momento en el que la presión asistencial lo permitía --el día 14 de julio, cuando se inició esta medida, la unidad registraba una ocupación por debajo del 50%--”.

Hasta la puesta en marcha de esta reorganización, se estaba aplicando en ambas alas el régimen de hospitalización con acceso restringido destinado a pacientes con un abordaje complejo. La reorganización que se ha acometido pretende, por tanto, “ofrecer una atención diferenciada en espacios distintos a los pacientes que requieren este tipo de hospitalización y a los que no requieren esta modalidad”.

Según apunta la dirección, “las revisiones de cada caso por parte de facultativos y otros sanitarios son diarias para decidir y actualizar qué pacientes debían ingresar en un ala u otra”, al tiempo que señala que “la decisión de acometer cambios en la ubicación de los pacientes se tomó en las sesiones clínicas que diariamente se organizan y en las que se dan cita profesionales sanitarios de distintas categorías”.

El balance del primer mes de funcionamiento en la unidad con esta nueva medida permite conocer que han ingresado más pacientes en el ala derecha --de acceso libre-- que en el ala izquierda --acceso restringido--, si bien estos últimos presentan “más necesidad de cuidados” y, por este motivo, “se decidió reforzar el personal en este ala”. La semana pasada, al cumplirse el primer mes de funcionamiento con esta nueva medida, y a la vista de este análisis, se decidió redistribuir a los profesionales para atender la demanda asistencial.

Por tanto, desde la dirección del hospital declaran que “no se entiende que una iniciativa que se lleva a cabo para mejorar la atención que reciben estos pacientes genere polémica y que se descalifique a responsables sanitarios, que toman decisiones para mejorar siempre la atención que reciben los pacientes de su unidad”.

Etiquetas
stats