De los campanarios cordobeses al Sahel: los 3.000 kilómetros de vuelo del cernícalo primilla

Un cernícalo primilla.

La población de cernícalo primilla que llega a España en primavera para reproducirse llega a cruzar hasta 3.000 kilómetros desde el noroeste de la Península hasta el África Subsahariana, según datos revelados por SEO/BirdLife y GREFA que advierten de que este año han llegado entre un 60 y un 70 por ciento menos ejemplares que el año pasado y ha marcado 18 de ellos en Andalucía, en concreto en Córdoba y Jaén.

Mediante el marcaje realizado a 80 cernícalos con dispositivos GPS de ambas ONG en el marco del Programa Migra de SEO/BirdLife en colaboración con la Fundación Iberdrola por un lado, y de los proyectos de GREFA 'Corredores para el primilla' y 'Red de primillares', en colaboración con CLH, Cintra y Fundación Banco Santander.

Entre 2016 y 2017 ambas ONG han marcado 13 cernícalos primilla en Córdoba, 9 en Cuenca, 12 en Gerona, 9 en Huesca, 5 en Jaén, 29 en Madrid y 9 en Zamora que han permitido conocer con detalle y precisión los datos de los viajes migratorios de la especie.

La especie está catalogada en España como 'vulnerable', por lo que esta información es fundamental no solo para conservar a este ave en España sino todo el año más allá de la frontera. La rapaz más pequeña cría en oquedades y agujeros de edificios en pueblos y ciudades y entre sus principales amenazas, precisamente figuran la desaparición de las construcciones que se utilizan como refugio y los problemas derivados de la intensificación agrícola, que está impactando negativamente en la mayoría de aves asociadas a hábitats agrarios.

Para realizar el seguimiento se han utilizado dispositivos 'nano-GPS', que pesa menos de cinco gramos de peso que se colocan en la espalda del ave a modo de mochila y muestran con todo detalle los movimientos y migración de la rapaz de día y de noche. Cada quince minutos registran la posición del ave y la guardan para que una vez de vuelta en España se puedan descargar información detallada de las rutas y las zonas de invernada.

Los resultados exponen que los cernícalos primilla cruzan a África sin necesidad de seguir el Estrecho de Gibraltar. Atraviesan por mitad del desierto del Sahara hasta llegar al Sahel africano donde invernan, principalmente en Mali, Mauritania y Senegal a unos 3.000 kilómetros de sus nidos.

En su regreso a España emplean una ruta parecida pero desplazada hasta 800 kilómetros posiblemente por los vientos laterales. Son capaces de volar sin parar hasta 500 kilómetros sobre el Mediterráneo hasta alcanzar la costa africana.

SEO/BirdLife y GREFA confían en que el análisis de esta información permitirá definir con gran detalle los hábitat seleccionados por la especie para alimentarse en las zonas de cría españolas y de invernada africanas, definir las áreas importantes a las que se dirigen en sus movimientos premigratorios al norte de sus colonias, dormideros importantes. “Todo ello es de vital importancia para su conservación a corto plazo”, consideran ambas.

Con estos datos, apuntan que esta primavera la población de muchas colonias españolas ha sufrido un fuerte descenso, ya que varias colonias donde se marcaron aves forman parte del programa de seguimiento de la especie que desarrolla GREFA en muchos primillares y edificaciones singulares donde esta ONG ha situado centenares de nidales artificiales.

En concreto, esta temporada el censo de parejas reproductoras ha descendido hasta el 60 o el 70 por ciento de las aves con respecto a la primavera del año pasado y SEO/BirdLife y GREFA considera que el dato es “preocupante” porque supone un empeoramiento de una población que ya de por sí está amenazada y alerta de un futuro más incierto.

Etiquetas
stats