Más que un auditorio: el proyecto de Riff incluye un hotel, aparcamientos y una gran terraza

Presentación del Pabellón ferial en la plaza de toros | MADERO CUBERO

La promotora de conciertos Riff Producciones ha presentado esta misma semana en la Gerencia Municipal de Urbanismo un proyecto para resucitar el solar de Miraflores en el que nunca se construyó el Centro de Congresos de Rem Koolhas, y que recupera parte de su espíritu. Se trata de un auditorio para más de 2.000 personas en un solar en Miraflores, junto al Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A). Pero el proyecto es mucho más que eso.

Según ha podido saber este periódico de diversas fuentes, no se trata solo de un auditorio, sino de un espacio que incluiría casi dos centenares de habitaciones de hotel, un aparcamiento subterráneo de dos plantas, así como una gran terraza a la que se podría acceder desde la calle.

El edificio, junto a los dos sótanos, constaría de planta baja, dos plantas más y la terraza. En total, serían algo más de 17 metros de altura los que ocuparía en una superficie que se aproxima a los 18.000 metros cuadrados de construcción. El auditorio se localiza en el mismo lugar en el que lo proyectó Rem Koolhas, en una especie de saliente al aire de un edificio casi rectangular.

"Es un complejo muy potente, pero el motor que arrastra todo ese complejo es el auditorio", explican las fuentes consultadas sobre un proyecto que busca redimensionar al alza la oferta concertística de Córdoba más allá de los meses de primavera-verano-otoño, en los que la ciudad cuenta con espacios al aire libre.

Es, de hecho, una cuestión en la que la promotora Riff lleva años trabajando. La compañía, de ámbito nacional pero ubicada en la ciudad, es arrendataria en la Plaza de Toros para actos no taurinos, y tiene las puertas de La Axerquía abiertas de par en par para sus conciertos -el último anunciado, el de Fuel Fandango para el 5 de septiembre-.

También ha sido responsable en los últimos años de algunos de los directos más potentes del Festival de la Guitarra de los últimos años -Bob Dylan y Sting, por ejemplo- y rara vez encuentra obstáculos dentro del Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) cuando solicita espacios municipales para sus conciertos. A pesar de ello, sus responsables siempre han manifestado su intención de contar con un recinto que les permita extender su actividad durante todo el año, ya que los grandes auditorios de Córdoba son todos al aire libre.

Los precedentes: un pabellón cubierto para la plaza de toros en 2017

En este sentido, en 2017 presentaron, por ejemplo, una solución puntual y transitoria para la Plaza de Toros: un pabellón cubierto con climatización, suelo de madera, iluminación y decoración en mitad del Coso de los Califas con capacidad para 2.300 personas y que solo llegó a acoger un concierto. Poco más se supo de aquello, salvo que Riff iba a seguir insistiendo en su afán por conseguir un auditorio de conciertos para el invierno.

Y así ha sido. En los últimos días ha presentado una propuesta ante la Gerencia de Urbanismo para que el Ayuntamiento de Córdoba le ceda el solar de Miraflores y que la promotora construya un auditorio en régimen de concesión a largo plazo. Se trata de un caso similar al del Go Fit: un edifico construido por una empresa privada en suelo público, a cambio de que las obras sufraguen parte del canon administrativo que impone el Consistorio. Es decir, la colaboración público-privada de la que tanto habla el equipo de Gobierno.

Un modelo que tampoco es nuevo. El proyecto es similar también al seguido en el hotel fallido en la Preferencia del Estadio Municipal El Arcángel. Allí, un promotor instó al Ayuntamiento a convocar un concurso público para lograr la concesión demanial de un bien municipal. Finalmente, este concurso ha naufragado ya que era necesario que el Consistorio cambiara la ficha urbanística del estadio, que es única. Es decir, el Estadio es una unidad que de momento no se puede ceder por partes.

La convocatoria de este concurso abriría, además, ofertas a otros promotores que también podrían pujar para construir en el malogrado solar de Miraflores. Aunque Riff partiría con ventaja, otros promotores también privados podrían llegar a mejorar su oferta. La cuestión urbanística está, también, en que no se trata de un auditorio, sino que la propuesta habla de un complejo con habitaciones de hotel y aparcamientos, y cuya construcción tendría lugar en suelo inundable, según la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Duplicaría el mayor aforo en espacio cerrado de la ciudad

De llevarse a cabo la obra, Miraflores contaría con el principal auditorio cerrado de la ciudad, para capacidad superior a las 2.000 localidades. El Gran Teatro no llega al millar y, del resto de salas de conciertos cerradas de la ciudad -el Teatro de La Axerquía va aparte-, la más grande en estos momentos es la Sala M100, que apenas supera el medio millar de localidades.

La cuestión es que, a este proyecto, se ha unido otro de espíritu similar aunque totalmente privado. En junio se supo que la Gerencia Municipal de Urbanismo había comunicado la petición de una licencia para la apertura de una sala de conciertos que pondría en marcha Álvaro Jurado, propietario de la sala Hangar, con unas dimensiones de unos 1.400 metros cuadrados, lo cual equivaldría a un aforo aproximado de unas 700 personas.

Con estos dos proyectos sobre la mesa, Córdoba parece apuntar a convertirse en una ciudad de conciertos capaz de plantar cara a ciudades como Sevilla y Málaga -según indicaba una de las fuentes consultadas-. Precisamente en la capital hispalense Riff gestiona desde 2011 una de las principales salas de conciertos de la ciudad, la Sala Custom, en cuya página web se puede leer una descripción que encaja con la idea del proyecto de Miraflores: "Llena el hueco que existía en la ciudad de espacios intermedios entre los grandes recintos y las pequeñas salas".

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2020 - 04:15 h
stats