Aucorsa salva su primer 'match point'

.
El Pleno aprueba las transferencias municipales que evitarán que la empresa se disuelva entre un enconado enfrentamiento entre el PP y el equipo de gobierno

La empresa municipal de autobuses Aucorsa seguirá existiendo a partir del próximo 31 de diciembre. Al menos, ha conseguido salvar su primer match point con la aprobación por parte del Pleno del Ayuntamiento de una transferencia municipal de 1,5 millones de euros, que la evitará entrar en pérdidas. Sin esa aportación y con la ley en la mano, el Gobierno obligaría al Ayuntamiento a disolver Aucorsa. De hecho, los servicios municipales han elaborado un documento sobre lo que supondría disolver la empresa y que el servicio público de transporte lo tuviera que asumir directamente el Ayuntamiento. Ahora, y sobre el papel, la empresa ya no corre peligro. Hasta que no se vuelvan a elaborar sus cuentas.

La transferencia de capital y la modificación del plan de corrección financiero de Aucorsa fueron aprobadas por todos los grupos menos el PP, que se abstuvo. Su viceportavoz, Salvador Fuentes, protagonizó un enconado debate con el equipo de gobierno y con la presidenta de Aucorsa, María José Moros, a la que acusó de hacer una “chapuza contable” en la compañía. La intervención de Fuentes desató el momento más tenso de todo el Pleno, con cruces de acusaciones sobre de quién era la culpa de la situación financiera de una empresa que ha superado su primer momento crítico.

Además, esta mañana los seis portavoces de los diferentes grupos municipales tuvieron una reunión con la interventora general de Fondos del Ayuntamiento, que les matizó algunos puntos de su último informe, en el que dibuja qué tendría que hacer el Consistorio en caso de disolver Aucorsa. Así, si las competencias (y deudas y facturas) de Aucorsa son asumidas por el Ayuntamiento se corre el riesgo de que sus cuentas sufran un desequilibrio que pondría en peligro su actual estabilidad presupuestaria.

La intervención de todos los portavoces, salvo las explicaciones de la presidenta de Aucorsa, fueron breves y se limitaron a justificar que su voto positivo se hacía para salvar la empresa de un momento crítico. No fue el caso del popular Salvador Fuentes, que insistió en que “a todos nos preocupa que empresa siga siendo pública y prestando servicios”, pero la “primera propuesta que se planteó fue una gran chapuza. Así no se puede seguir ni un día más. Se ha hecho lo que se ha podido, pero tenemos que cambiar el ritmo”. Fuentes se refería a un “informe propuesta” elaborado después del verano que ahora ha sido matizado “con creces”.

El teniente de alcalde Pedro García (IU) fue el primero en contestar a Fuentes, y aseguró que tras su intervención se quedaba “ojiplático” ya que en los últimos “cuatro años se ha intentado hundir la empresa para privatizarla. Si estuviera bien y Aucorsa fuera solvente no teníamos este debate y usted no tendría que haber hecho la intervención tan demagógica”, señaló, al tiempo que acusó al anterior equipo de gobierno de “comprar autobuses que no sirven y que salen ardiendo”.

Por su parte, la presidenta de Aucorsa señaló que “desde que llegué he intentado sustraerme de un debate de este tipo”. Así, señaló que su “fin último” es “el mantenimiento de la empresa y de sus puestos de trabajo. Por eso he sido prudente”, dijo. Además, Moros señaló que el “informe de intervención señala es que a esta situación hemos llegado porque el plan de corrección ha tenido un desarrollo bastante cuestionable y ha acumulado incumplimientos reiterados. No solo del plan, sino también de la ley. Incumplimientos no imputables a este equipo de gobierno”, concluyó.

El debate siguió con la procedencia de los 1,5 millones de euros que transfiere el Ayuntamiento. Fuentes lamentó que ese dinero se saque de una partida de 475.000 del dinero que había previsto para el proyecto del Metrotrén, otros 700.000 euros del dinero reservado para obras en el Pabellón de la Juventud y 475.000 euros del plan de turismo que todavía no se ha ejecutado. “Nos vamos a abstener por sentido de la responsabilidad. No compartimos de dónde se sacan las partidas. Sí la urgencia”, señaló Fuentes.

La teniente de alcalde de Hacienda, Alba Doblas, respondió que las partidas salen de ahí porque por ley, aprobada por el Gobierno del PP, la prioridad en las cuentas es pagar “de golpe” los intereses de la deuda municipal.

Etiquetas
stats