Ambrosio pide al gobierno de PP y Cs que cumpla la Ley y no recupere nombres franquistas

Cambio de la calle Cruz Conde a Foro Romano | ÁLEX GALLEGOS

La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha hecho este martes un llamamiento al gobierno municipal de PP y Cs, "para que cumpla la Ley de Memoria Democrática, así como los acuerdos del Pleno" municipal, "que aprobaron la supresión de nombres franquistas del callejero de la ciudad, basándose en el dictamen de la Comisión de Memoria Histórica".

Por eso, ante la intención anunciada por el gobierno local de "revertir el cambio de nombre de algunas de las calles afectadas por la Ley de Memoria Democrática", la portavoz socialista ha pedido al alcalde de la ciudad, José María Bellido (PP), "que cumpla la Ley, así como el acuerdo plenario municipal del 12 de febrero de 2018".

Dicho acuerdo, según ha recordado, "asumió el dictamen de la Comisión de la Memoria Histórica, que propuso el cambio de nomenclatura de las calles de la ciudad rotuladas con el nombre de personas relacionadas con el golpe de Estado contra la República y con la implantación, institucionalización y desarrollo del régimen dictatorial franquista".

Por todo ello, la exalcaldesa de Córdoba ha anunciado que el Grupo Municipal Socialista "estará vigilante para evitar que, bajo cualquier artificio administrativo, el cogobierno municipal consume la marcha atrás anunciada por su portavoz, devolviendo el franquismo al callejero de Córdoba".

En este sentido, Ambrosio ha avisado que "el anuncio de la firma de una providencia, por la que la Avenida del Flamenco, la calle Foro Romano y la Plaza de los Derechos Humanos volverán a llamarse, respectivamente, Conde de Vallellano, José Cruz Conde y Antonio Cañero, aunque para ello se utilice el subterfugio de nominarlas como Vallellano Cruz Conde y Cañero, contraviene flagrantemente la Ley de Memoria Democrática, como queda suficientemente acreditado en el dictamen aprobado por el Pleno del Ayuntamiento y elaborado por la comisión de expertos constituida a tal efecto".

Históricamente franquistas

A este respecto, Ambrosio ha subrayado que, como afirma el profesor titular de Historia Contenporánea de la Universidad de Córdoba, Francisco Acosta, "José Cruz Conde, Antonio Cañero y el Conde de Vallellano seguirán siendo personas inequívoca, clara, e indiscutiblemente vinculadas al golpe militar y al franquismo en nuestra ciudad".

En consecuencia, "volver a poner sus nombres a las calles recientemente rebautizadas supondría una violación flagrante de la Ley, lo que, según Isabel Ambrosio, "no vamos a consentir, utilizando para ello todas las medidas administrativas y judiciales a nuestro alcance".

La portavoz del Grupo Municipal Socialista ha recordado también que bajo su mandato la ciudad de Córdoba "se ha colocado en la vanguardia de nuestro país, en lo que al cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática se refiere".

Ejemplos de ello han sido "la campaña de exhumaciones iniciada en las fosas del Cementerio de la Salud, el homenaje al alcalde socialista a los concejales y a los trabajadores municipales, asesinados tras el golpe de Estado de julio de 1936; así como la rehabilitación administrativa de las decenas de funcionarios depurados por haberse mantenido leales al régimen republicano legalmente constituido".

Isabel Ambrosio ha querido recordar al actual alcalde, el popular José María Bellido, que "la Ley de Memoria Democrática, como todas las leyes, está para cumplirse", y que "los primeros que deben dar ejemplo de ese cumplimiento son los responsables institucionales".

Por último, la portavoz socialista ha querido tranquilizar a las asociaciones memorialistas y a las familias de las víctimas cordobesas de la represión franquista, respecto a la "firmeza" con la que el PSOE, se va a emplear en el Ayuntamiento, "para garantizar el cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática en la ciudad de Córdoba".

Podemos avisa que es ilegal y lo combatirá

Por su parte, ante la decisión del gobierno municipal de PP y Cs en el Ayuntamiento de Córdoba de reponer con urgencia los nombres franquistas de la Avenida de Vallellano, calle Cruz Conde y Plaza de Cañero en las actuales Avenida del Flamenco, calle Foro Romano y Plaza de los Derechos Humanos, Podemos ha anunciado que defenderá el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, que se contraviene con esa medida.

En este sentido y en un comunicado, Podemos Córdoba ha advertido de que "es ilegal y atenta directamente" contra la Ley de Memoria Democrática de Andalucía "el simple hecho" de dar inicio a "la providencia" mediante la que la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) pretende abrir el procedimiento para reimplantar los nombres franquistas, que, precisamente, fueron "retirados por la anterior Corporación municipal en cumplimiento de la actual legislación".

Además, según se ha recordado desde Podemos, "el artículo 15.1" de la Ley de Memoria Histórica estatal "establece textualmente que las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, la guerra civil y de la represión de la dictadura".

Por su parte, "el artículo 32" de la Ley andaluza "establece también en los puntos 1 y 2 la obligatoriedad de las administraciones públicas" de "adoptar las medidas necesarias para proceder a la retirada o eliminación de los elementos contrarios a la Memoria Democrática de Andalucía".

En opinión de Podemos, "40 años después de la promulgación de la Constitución Española, intentar devolver y mantener esos nombres a las calles y plazas de Córdoba atenta contra el ordenamiento jurídico, español y andaluz, además de ser una permanente ofensa y vejación directa a las víctimas que protegen estas leyes".

Podemos, en consecuencia, apoya y demanda "la supresión, por imperativo legal, de cualquier símbolo de la dictadura franquista existente aún en la ciudad de Córdoba, con mención explícita a todos los recogidos en el dictamen final de la Comisión Municipal creada para tal efecto en el anterior mandato".

La formación morada ha insistido en que "la presencia o restitución de cualquier símbolo o elemento de otro tipo que con su permanencia siga alabando los valores y la figura de las personas que hicieron posible aquel régimen de terror fascista, suponen un grave perjuicio a la democracia y a la memoria de las víctimas, y muy mal podremos educar en los valores basados en la democracia a las nuevas generaciones mientras símbolos que representan justamente a un régimen que se construyó contra ella sigan presentes en nuestros espacios públicos e instituciones".

Por ello, Podemos tomará "las medidas legales oportunas, conjuntamente con los colectivos de defensa de la Memoria Histórica y Democrática, para que desde el Ayuntamiento de Córdoba se defiendan y propugnen los valores superiores recogidos en nuestro ordenamiento jurídico: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, y que se rechacen la exaltación de personas no elegidas democráticamente sino por los poderes políticos de la dictadura".

Etiquetas
stats