Ambrosio dice que el remanente de 23 millones viene de “la dificultad para poder invertir”

La alcaldesa, en la sala de prensa del Ayuntamiento | ÁLEX GALLEGOS

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio (PSOE), ha manifestado este miércoles que el cierre de liquidación del presupuesto de 2017 con remanente de tesorería positivo de 23 millones de euros “tiene que ver con la consecuencia de los últimos años en los que hay una dificultad para poder invertir todo lo que se quisiera en las inversiones de la ciudad”.

En una rueda de prensa, ha explicado que “hay una capacidad limitada de autonomía en el Ayuntamiento y desgraciadamente en el resto de consistorios para hacer uso de toda la capacidad de inversión”, algo que “se pedía al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro”.

Y es que, ha agregado, “prometieron que los consistorios iban a poder usar los remanentes de tesorería, pero la sorpresa es que el acuerdo del Ministerio de Hacienda con la FEMP no resuelve para nada las demandas de los ayuntamientos para poder hacer uso de las cuantías que corresponden a la ciudad”.

Según ha expuesto la primera edil, “la imposibilidad que da y la capacidad limitada de autonomía de los ayuntamientos impide gastar el cien por cien de la inversión”, a lo que ha añadido que “si hay superávit, hay derecho para invertirlo en 2018”. Por ello, “el dinero que es fruto de las limitaciones” espera que “pueda ser invertido los próximos años”.

Mientras, ha recordado que no está “especialmente satisfecha con el nivel de ejecución de las inversiones en 2017”, para lo cual ha valorado que el departamento de contratación “está en marcha para favorecer y agilizar la inversión”, a falta de “dos trabajadores que hay que incorporar”, pero “ya tiene asignado la estructura de personal necesaria”.

Inversiones financieramente sostenibles

Por su parte, la teniente de alcalde delegada de Hacienda, Alba Doblas (IU), ha informado en una rueda de prensa posterior de que “gracias a la estabilidad garantizada todos estos años, el dinero del superávit se va a poder gastar en las inversiones financieramente sostenibles en su totalidad”, a la espera de que “se liquide definitivamente el presupuesto de todos los organismos autónomos y empresas”.

Acompañada por el coordinador de Hacienda, José Antonio García Cebrián, la edil ha apuntado que hay de plazo hasta el día 16 de abril para conocer las necesidades de los distintos servicios municipales para que “el gobierno local pueda priorizar” sobre las inversiones, en las que 16 de los 23 millones de euros son para “inversiones financieramente sostenibles” de este año, mientras que lo restante corresponde a actuaciones de 2017.

Entretanto, Doblas ha subrayado que los resultados de la liquidación son “buenos”, porque “los ingresos han superado a los gastos, y de ocurrir lo contrario se estaría en situación difícil y no se garantizaría la estabilidad”. Por tanto, “hay una estabilidad presupuestaria envidiable”, ha enfatizado, “frente a quienes señalan que el Consistorio no era estable por gobernar la izquierda”, por lo que “tienen que rectificar y dejar de hacer alarmismos”, ha apostillado.

No en vano, ha defendido que “gracias a la estabilidad asegurada todos estos años se ha podido tener una flota de autobuses digna, que no está conformada por los desechos de otras ciudades y que no se queman”; a la vez que “se ha podido tener una planta de reciclaje envidiable e inversiones por el superávit”.

Etiquetas
stats