Unas 4.500 personas acuden a un Primero de Mayo feminista y pensionista

Manifestación en Córdoba por el 1 de mayo | TONI BLANCO

Unas 4.500 personas, según los cálculos de los sindicatos UGT y CCOO, han acudido a la manifestación por el Primero de Mayo en Córdoba, muy feminista y muy pensionista. La marcha arrancó poco después de que descargara una tormenta sobre la ciudad de Córdoba, que desanimó a muchos a participar en una protesta en la que tampoco se esperaba una asistencia multitudinaria. Aún así, y con el día que se presentó, la asistencia fue más importante de lo que algunos pensaban.

Un año más, la protesta se dividió. Pero este año, la manifestación de CCOO y UGT ha sido la más numerosa. La protesta alternativa empieza a perder fuelle tras años en los que incluso se pensó que podía llegar a ser tan importante como la principal. Apenas un millar de personas acompañaba a los sindicatos minoritarios, según datos de la Policía Local, que además rebaja la asistencia a la manifestación principal a 3.000 asistentes.

Más allá, el feminismo y la lucha por las pensiones centró las principales protestas. Y también los discursos. Muchos mayores acudieron a la manifestación, como llevan haciendo en la mayoría de los casos desde hace décadas. Menos jóvenes, aunque más comprometidos, que en años anteriores. Los pensionistas mantenían viva la lucha por unas pensiones dignas. Además, también hubo protestas más temáticas, como el grupo de trabajadores de la sanidad que reclaman mejoras en el hospital de Los Morales, las empleadas de la ayuda a domicilio o los profesores en lucha.

https://www.facebook.com/CORDOPOLIS.es/videos/2111480382225913/

Los mensajes de los sindicatos fueron en esa línea. El secretario provincial de UGT, Vicente Palomares, aseguró que "los cordobeses necesitan salir a la calle". "Contra la situación que vive la ciudad con estos niveles de desempleo consideramos que es necesario que la gente salga y busque un cambio de tendencia", aseguró, al tiempo que dijo que se trata del "comienzo de más movilizaciones que habrá si no cambia la tendencia de este gobierno".

"No nos valen las zanahorias de las pensiones. Se ha demostrado que las movilizaciones sirven, da su fruto pero no vale lo que hay sobre la mesa", insistió.

Por su parte, la coordinadora provincial de CCOO, Marina Borrego, sostuvo que "hoy no es un día de fiesta cualquiera, es un día de reivindicación", dijo. Borrego se centró en "la tasa de desempleo de las mujeres" que es "con creces" mucho más alta que la de los hombres. "Tenemos que revertir esto. Tenemos que estar en la calle y reivindicando".

"Aunque la lluvia esté aquí vamos a seguir para cambiar día tras día este sistema público de pensiones", dijo, al tiempo que se felicitó por que "las movilizaciones del 8M y de las pensiones ha hecho que el gobierno dé marcha atrás y haya encontrado el dinero". "Hay que seguir adelante para cambiar el sistema público de pensiones", insistió.

Etiquetas
stats