10 razones para botar a un corruptor

La semana pasada fuimos espectadores del enésimo capítulo de la vergonzante serie que, en la actualidad y por desgracia, pone a Córdoba en el mapa mediático nacional, la condena de Rafael Gómez por un delito de cohecho en el llamado Caso Malaya, instrucción judicial que ha investigado, juzgado, condenado e impuesto tibias penas a la mayor red de corrupción urbanística de esta parte del globo.

Al parecer, la condena por cohecho, o lo que es lo mismo, sobornar a un cargo público, no parece ser suficiente motivo para pedir la dimisión de Gómez como cargo público, permítaseme la triste redundancia. Así lo han manifestado varios responsables políticos, entre otros el propio Alcalde de Córdoba, Jose Antonio Nieto.

Pues bien, en aras a facilitar la labor de los asesores, asesoras e incluso de los propios próceres, a la hora de argumentar razonadamente esta petición, aquí van 10 razones para justificar por que debe entregar Gómez su acta de concejal:

1 Por arrasar 70 hectáreas de encinar y monte bajo en las inmediaciones de Córdoba. La actuación llevada a cabo por Gómez en la Carrera del Caballo, constituye uno de los más flagrantes atentados al medio ambiente de nuestro municipio.

2 Por construir sin licencia municipal en reiteradas ocasiones y en distintos lugares del término municipal. Véase la anteriormente citada urbanización o la construcción de 40.000 m2 de naves en la antigua Colecor.

3 Por constituir un agravio a empresarios y promotores la actuación que repetidamente ha venido defendiendo con respecto a las citadas naves. Mientras la inmensa mayoría de ellos apuran y soportan el recorrido administrativo cuajado de trámites necesarios, él se los salta.

4 Por agredir de manera manifiesta el paisaje de pie de monte de la Sierra de Córdoba. Lo que supone una alteración del preludio paisajístico de uno de los mayores tesoros de la ciudad, el yacimiento de Madinat Al-zahra.

5 Por destruir el patrimonio arqueológico durante la construcción de esas mismas naves. Siendo en Córdoba este valor patrimonial uno de los pocos ejes turísticos y de progreso diferenciales.

6 Por ser el mayor deudor de la historia del Ayuntamiento de Córdoba. Su deuda asciende a 40 millones de euros.

7 Por Significar todo ello en conjunto un atentado contra la auctoritas administrativa que representa el propio Ayuntamiento.auctoritas Es decir, Rafael Gómez se burla de la Institución donde él mismo se sienta.

8 Por sus sonrojantes actuaciones en el Pleno. Sus intervenciones constituyen un motivo de vergüenza para esta ciudad, que tiene que asistir impasible y con una sonrisa amarga en la boca, al circo diario en redes sociales, canales de televisión y prensa en general que erosionan el buen nombre de Córdoba.

9 Por estar condenado por cohecho, es decir, por sobornar a un funcionario público de un Ayuntamiento. Por que quien lo ha hecho una vez puede hacerlo de nuevo, y además puede hacerlo ahora conociendo de primera mano que resortes accionar. No debemos olvidar que Gómez se sienta en el Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba.

10 Y por último y, a mi entender, la razón más importante, porque quizás sea la génesis de todas las anteriores, Rafael Gómez debe entregar su acta de concejal por vanagloriarse de no haber leído un libro en su vida, más aún en el Pleno del Ayuntamiento de una ciudad que se autodenomina "de las tres culturas".

botar. (Del germ. *bōtan 'golpear'): 1. tr. Arrojar, tirar, echar fuera a alguien o algo.

corrupto, ta. (Del lat. corruptus): 1. adj. Que se deja o ha dejado sobornar, pervertir o viciar. U. t. c. s. 2. adj. ant. Dañado, perverso, torcido.

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2013 - 06:06 h