Héroes del Extrarradio

Salah, visto por Miguel Losada

Cuando eché a andar este blog, una de las máximas iba a ser que sirviera como escaparate para algunos de los artistas que admiro. Sin pasarme de listo. Hablo de aquellos a los que, por razones obvias, tengo acceso. Y hay dos tipos que entonces, también ahora, me parecían indispensables para arrancar la serie de Podcast de Jukebox Jam! con artistas invitados.

Éstos dos eran Skinnybone Love y Salah.

A ambos fue a los primeros a los que recurrí, por escrito, solicitándoles un podcast para la serie. Se lo pedí a ambos rápido y veloz, antes de arrancar siquiera, porque sabía que ambos tienen una noción del tiempo distinta a la mía. Mucho menos rígida. El resultado es que, a día de hoy, un año y medio después, ninguno me ha obsequiado con el podcast exclusivo que les pedí.

Pero esto no es un reproche.

Esto es una carta de amor a dos de los mejores selectores de este país, que, por razones geográficas, han quedado relegados a ese reivindicable título de "Héroes del Extrarradio" que me he invento mientras escribo estas líneas.

Y digo que son héroes porque son Djs y selectores superdotados de los de maleta amplia y cabeza prodigiosa para hacer uso de ella. Y digo extrarradio porque ése es el lugar al que se condenará siempre a la gran mayoría de disc jockeys y selectores del Sur que viven, pinchan y hacen "carrera" de Despeñaperros para abajo, por parte de quienes la hacen de Pinto para arriba.

Tengo muchas anécdotas e historias al respecto. Baste una: Un Dj de relevancia nacional que invité a Córdoba me confesó que, antes de aceptar, tuvo que oír cómo su camarilla le advertía que tuviera cuidado en el Sur, que a ver lo que se encontraba.

Afortunadamente, este artista se pasó el consejo o advertencia por el arco del triunfo. Cuando vino, disfrutó como un marrano en su charca y, lo primero que resaltó, como tantos otros, fue el nivelazo de los disc jockeys locales junto a los que pinchó y sin los cuáles es difícil que el cabeza de cartel brille tanto.

Hay cosas que nunca van a cambiar. Esta percepción del Sur como sitio donde las cosas que ocurren a nivel cultural son irrelevantes o menos relevantes es una de ellas.

Otra cosa que nunca va a cambiar es el placer que me provoca escuchar los viajes que crean Skinnybone Love y Salah cuando se ponen a juntar discos en sus casa o en las salas de este maravillo extrarradio en el que se vive tan bien y dónde los pocos que salen a bailar, bailan mucho. Este espacio maravilloso dónde habita gente como ellos.

Hoy, este blog del extrarradio es suyo.

Eso sí, me siguen debiendo sendos Podcast.

Etiquetas
Publicado el
13 de abril de 2018 - 04:00 h
stats