El IPBS fomenta refuerza con programas grupales el regreso de las personas mayores a la vida social tras la pandemia

Dos mayores.

El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba ha reforzado para 2022 sus programas grupales y comunitarios, con una especial apuesta por aquellos relacionados con la participación social de las personas mayores “tras dos años de extrema cautela, miedo y restricciones que han sido especialmente duros para este colectivo por su vulnerabilidad”.

Así lo ha explicado el presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, que ha avanzado que “con la mejora de la situación sanitaria, aún manteniendo todas las precauciones posibles, apostamos porque las personas mayores salgan de sus casas, se relacionen con las demás y tomen parte en la vida social de sus pueblos y de sus barrios”.

Por ello, “el Programa de Participación Social del Mayor es el que más incremento presupuestario experimenta en 2022, con 900.000 euros frente a los 200.000 iniciales, lo que permitirá aumentar considerablemente el número de actividades que se realizan en los municipios a través de los ayuntamientos, que recibirán más fondos para la contratación de personal, desplazamientos y material necesario para la celebración de talleres, encuentros, viajes y otras acciones dirigidas al fomento de la participación y la implicación social de este colectivo”, ha subrayado.

Desde el IPBS “queremos generar propuestas de ocio y tiempo libre que además fomenten el descubrimiento cultural y patrimonial de los recursos que tiene nuestra provincia, con lo que también contribuimos a la economía de nuestros municipios”, ha señalado el diputado.

El refuerzo de este programa, ha apuntado, se enmarca en “un aumento presupuestario global en los programas grupales y comunitarios que asciende a un total de un millón de euros, y que también alcanza a los de Infancia y Familias y Envejecimiento Activo, que pasan a 350.000 euros cada uno frente a los 200.000 de 2021”.

Sánchez ha subrayado el refuerzo presupuestario que vienen experimentando los programas desde el inicio de la legislatura, cuando contaban con 130.000 euros cada uno. Así, “los programas de Infancia y Familias y Envejecimiento Activo cuentan con un presupuesto un 170% mayor, mientras que el de Participación Social del Mayor ha crecido casi un 600%, lo que nos permite aumentar el número de actividades que realizamos gracias a la colaboración de los ayuntamientos”.

El presidente del IPBS ha destacado que “estamos convencidos de la utilidad de estos programas y del bien que hacen a la población, especialmente a colectivos vulnerables o propensos a padecer situaciones de exclusión que logramos evitar gracias al trabajo y la profesionalidad de los equipos socioeducativos del IPBS. Al respecto, ha resaltado ”el que realizan especialmente los profesionales de Educación Social y Psicología, que cada año se vuelcan en la planificación y organización de estos programas y a quienes hay que agradecer sus excelentes resultados“.

En lo que respecta al Programa de Infancia y Familias, se dirige a un amplio espectro de la población, con especial alcance entre familias y menores en situación de riesgo de exclusión. Según Sánchez, “el aumento presupuestario en este capítulo ”permitirá consolidar y mejorar los proyectos que ya se han puesto en marcha en anteriores ediciones, pero también incidir en iniciativas formativas dirigidas a madres y padres en el ámbito de la parentalidad positiva o la educación emocional, así como las relacionadas con el uso de tecnologías y nuevos problemas relacionales en los menores como el ciberbullyng, el sexting o el acoso“.

Igualmente, se promoverán “las actividades relacionadas con la conciliación familiar, como escuelas de verano o aquellas dirigidas la ocupación constructiva del ocio y el tiempo libre, al igual que las relacionadas con la promoción derechos de infancia, la participación infantil y adolescente, y su empoderamiento mediante el fomento de las actividades planificadas por la infancia”, ha recalcado el diputado.

Por su parte, el programa de Envejecimiento Activo se dirige al fomento de hábitos saludables entre la población mayor para que continúe estimulando sus capacidades físicas y psíquicas en esta etapa de su vida. Sánchez ha destacado que “al tiempo que mantenemos las programaciones consolidadas y demandadas por las personas mayores en años anteriores en cada uno de los municipios, pretendemos incidir en esta edición en la vertiente formativa, especialmente en la superación de la brecha digital en el colectivo de mayores para evitar posibles situaciones de exclusión social relacionada con el uso de tecnologías”.

El presidente del IPBS ha subrayado que “los avances en digitalización no pueden dejar atrás a este numeroso colectivo de personas, que deben poder acceder a los mismos recursos en el ámbito de la salud o las finanzas y también en el de las relaciones sociales”.

Etiquetas
stats