Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El Hospital Quirónsalud incorpora la plasmaféresis, una compleja técnica para tratar enfermedades autoinmunes

Los doctores Espinosa, Quero y Amaral-Neiva, del Hospital Quironsalud.

Redacción Cordópolis

0

El Hospital Quirónsalud Córdoba ha incorporado la plasmaféresis, una compleja técnica para el tratamiento de enfermedades autoinmunes, mediante la que se separan los diferentes componentes de la sangre extraída de un paciente para poder reemplazar o eliminar algunas sustancias del organismo.

Según ha informado en una nota el Hospital Quirónsalud Córdoba, así lo ha indicado el especialista de su Servicio de Nefrología, el doctor Francisco Amaral-Neiva, quien ha explicado que la plasmaféresis, que permite la realización de recambios plasmáticos, se emplea con éxito en algunas enfermedades autoinmunes renales, hematológicas y neurológicas.

Además, en la actualidad permite tratar de forma muy rápida algunos trastornos autoinmunes con alto riesgo de secuelas si se demora la intervención terapéutica, como ocurre en patologías del campo de la Neurología que afectan al sistema nervioso, y de Nefrología, que atacan a los riñones, con riesgo de necesidad de diálisis posterior.

El sistema inmunitario es el responsable de proteger al cuerpo humano de enfermedades e infecciones al atacar a los gérmenes que entran o cuando identifica algún elemento que “no pertenece” al organismo. En las enfermedades autoinmunes, que no son contagiosas, el sistema inmunitario identifica partes del cuerpo como extrañas y las intenta atacar con la producción de anticuerpos, pudiendo tener como objetivo un tejido concreto, como los vasos sanguíneos (vasculitis), o atacar a diferentes tejidos u órganos simultáneamente, como con el lupus, que puede afectar a un solo órgano o varios, como piel, corazón, riñones o cerebro.

El doctor Amaral-Neiva ha explicado que algunas enfermedades autoinmunes se pueden presentar de forma aleatoria, tener un componente hereditario, o pueden estar desencadenadas por un evento como una infección viral, algún alimento o incluso el estrés.

El mecanismo de acción común es mediante la formación de anticuerpos, que reciben el nombre de autoanticuerpos, que atacan a los distintos tejidos o células que han reconocido como extraños, produciendo así las alteraciones y los síntomas que caracterizan cada una de estas enfermedades.

La plasmaféresis consiste, según ha señalado el doctor Amaral-Neiva, en una técnica de depuración extracorpórea similar a la diálisis, en la que se extrae la sangre de un paciente a través de un catéter, se pasa por una serie de filtros, denominados plasma filtros, cuya función es la de separar el plasma (la parte líquida de la sangre) de las células sanguíneas, entre las que se encuentran los autoanticuerpos, y se devuelve al paciente esa sangre depurada y “filtrada” sin anticuerpos.

Así, una vez separado el plasma del paciente con las proteínas que logran pasar por el plasma filtro, “nos quedamos con las células sanguíneas sin los autoanticuerpos que había y que se han quedado en el plasma filtrado. La parte final de la técnica se fundamenta en reemplazar ese plasma que contiene los autoanticuerpos que hemos retirado al paciente, con otro líquido de sustitución, frecuentemente con suero fisiológico y albúmina o bien con plasma obtenido de otros donantes”, según ha precisado el especialista.

Abordaje multidisciplinar

El doctor Amaral-Neiva ha destacado que, dada la complejidad de este procedimiento, se realiza en muy pocos centros hospitalarios, puesto que es imprescindible contar con un equipo multidisciplinar con experiencia en el manejo de enfermedades autoinmunes, técnicas extracorpóreas y estabilización de pacientes críticos.

El Hospital Quirónsalud Córdoba, que ya ha empleado este tratamiento en dos pacientes, cuenta con un equipo de aféresis (procedimiento de separación de los distintos componentes de la sangre), compuesto por especialistas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Nefrología (los doctores Amaral-Neiva y Mario Espinosa), y Medicina Interna.

La plasmaféresis se realiza en la UCI con la participación de facultativos y enfermeros de este servicio, nefrólogos especializados en terapia renal sustitutiva (diálisis) y técnica de aféresis extracorpórea, que programan y ajustan la técnica, junto a un equipo de Medicina Interna experto en el manejo integral del paciente y enfermedades autoinmunes, y neurólogos con experiencia en el abordaje de estas enfermedades con repercusión en el sistema nervioso central, capaz de identificarlas de manera precoz, para no demorar el inicio de tratamientos potencialmente curativos, como la plasmaféresis. Una vez finalizada la técnica, los pacientes reciben normalmente tratamiento durante varios meses y tienen revisiones periódicas.

La incorporación de esta nueva técnica a la cartera de servicios del Hospital Quirónsalud Córdoba sitúa al centro como referente en la aplicación de alternativas terapéuticas a enfermedades graves, que en el pasado podían tener secuelas permanentes.

Etiquetas
stats