Hornachuelos, el municipio de Córdoba con más colmenas de toda la provincia

Un apicultor con sus colmenas entre almendros en flor en la provincia de Córdoba

El delegado territorial de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Acosta, ha informado este miércoles de que la Administración autonómica ha abonado 318.111 euros en ayudas correspondientes al Programa Apícola Nacional (PAN) de la campaña 2022 a 130 apicultores de la provincia de Córdoba, que suman más de 43.000 colmenas.

Según ha informado la Junta en una nota, el PAN, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga) y las administraciones central y autonómica, persigue la mejora de la rentabilidad de las explotaciones apícolas mediante el refuerzo de la capacitación y la optimización costes.

El delegado de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha informado que el censo actualizado provincial refleja un ascenso del número de colmenas, que se frenó en 2019 y que ha descendido en los últimos años. Por su parte las explotaciones experimentan un comportamiento similar, alcanzando las 337 en el último censo. En total, existen 56.300 colmenas de productores activos en la provincia.

A nivel municipal, destaca especialmente Hornachuelos, que en 2021 albergaba 33.888 colmenas (el 60% del total provincial) y 121 apicultores (el 36%). Otros municipios destacados por número de colmenas son Córdoba (4.218), Montoro (2.047), Palma del Río (1.476) y Priego de Córdoba (1.161).

Según las estadísticas de producciones ganaderas en 2020, se produjeron en la provincia 479,3 toneladas de miel y 53,2 toneladas de cera. La mayor parte del censo de la provincia se encuentra en manos de apicultores profesionales, en concreto en torno al 87% del censo de colmenas forman parte de explotaciones de este tipo, cuando en Andalucía el porcentaje de profesionalidad es del 41%.

Igualmente incide en el mantenimiento de un adecuado estado sanitario de las colmenas mediante el control y prevención de agresiones, la optimización del ejercicio de la actividad apícola con el refuerzo de su profesionalidad, capacidad de repoblación y su papel medioambiental, así como la mejora de la competitividad reforzando la estructura comercial, calidad y tecnificación.

A través de esta convocatoria, en la provincia de Córdoba se han abonado 87.634 euros para tratamientos contra varrosis autorizados por la Aemps, compatibles con la apicultura ecológica. Igualmente se han pagado 112.234 euros para el uso de productos autorizados para la alimentación de las abejas, 115.264 euros para la adquisición de útiles y equipo necesario para facilitar la trashumancia y 2.978 euros en la cuota del seguro de responsabilidad civil de las colmenas.

Del total de expedientes pagados, 125 corresponden a personas físicas, de los que el 35% son mujeres y un 40% son jóvenes menores de 40 años.

Francisco Acosta ha explicado que, además de estas ayudas del PAN, los apicultores pueden beneficiarse de las subvenciones agroambientales previstas en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía para la mejora de la biodiversidad, “compromisos plurianuales que refuerzan la sostenibilidad de las producciones”. La última convocatoria anual, aún con datos provisionales, benefició a 107 apicultores de la provincia con ayudas que superaron los 609.000 euros.

El delegado de Agricultura ha puntualizado que la Junta de Andalucía concede ayudas anuales a la apicultura de la provincia de más de 900.000 euros, además de las concesiones para el establecimiento de colmenas que se realiza desde los montes públicos cordobeses.

Acosta se ha referido a la apicultura como una actividad que “genera numerosos beneficios económicos, sociales y medioambientales en nuestro medio rural, ayuda a la resiliencia de los ecosistemas y es básica para el desarrollo y la sostenibilidad de la producción agrícola”.

Etiquetas
stats