Isabel Bono trae a Cosmopoética la emoción por escribir

La escritora Isabel Bono participa en Cosmopoética | MADERO CUBERO

Cuenta la escritora malagueña Isabel Bono (1964) que empezó a escribir de niña y que, con solo nueve años, todos los días ponía por escrito lo que había soñado. Desde entonces y hasta ahora, con 20 libros publicados, no ha dejado de hacerlo. "Fue un placer descubrir que podía escribir todos los días". La escritura es su compañera de vida, algo que la tiene atrapada porque, confiesa: "Lo paso muy mal cuando me falta la escritura".

Bono acude este año a Cosmopoética "en modo fan", dice, sobre la "ilusión" que le hace acudir al festival internacional de poesía de Córdoba, junto a otros autores nacionales y extranjeros, que llenan estos días de versos la ciudad. En su trayectoria combina la poesía y la prosa -fue Premio de Novela Café Gijón en 2016-, y confiesa sin tapujos que no elegiría entre prosa y poesía, porque a ella lo que la atrapa es la escritura en sí. Escribir, no publicar. "No hay que publicarlo todo", dice mientras explica que muchos de sus poemas no han visto la luz. "Los guardo. Es como tener ahorros", dice.

A esta mujer le emociona escribir y espera causar esa emoción en sus lectores. En sus versos relata sus sueños, lo real, lo íntimo, la vida...y escribe en cualquier momento que la inspiración le llegue. Ya sea en la calle o en casa, hablando con alguien o viendo cualquier detalle en el transcurso del día que prenda en su mente. En su mesita de noche tiene una linterna, un bolígrafo y una libreta. Las buenas ideas pueden llegar en cualquier momento.

De su paso por Cosmopoética, donde protagoniza una lectura este sábado, espera que al público "le lleguen mis poemas. Espero que a la gente les guste...o se depriman mucho..." dice sobre todo tipo de sentimientos que puede despertar su poesía. Y es que Isabel Bono lleva a sus versos también lo desgarrado que trae la vida. Porque comparte la idea de que en lo más feo, en el horror incluso, puede haber belleza, puede crearse belleza, en este caso con poesía.

Pendiente de la edición de un nuevo libro de poemas (Me muero), la escritora plasma la actitud que defiende en la vida: "Alegremente hacia el desastre", la actitud hacia un final inexorable como es la muerte, presente siempre durante la vida. "Hay que normalizar todo", dice.

Y en un momento en el que confiesa que se siente más atraída por la prosa que por la poesía, y que ha perdido un poco la ilusión, Isabel Bono visita Cosmopoética y, sin embargo, es ilusión lo que irradia cuando habla. Ilusión por escribir.

Etiquetas
stats