Ellas siguen a la caza

José María Alcántara, entrenador del Adeba, da instrucciones a sus jugadoras | ÁLEX GALLEGOS

Ocurre lo mismo jornada tras jornada. Lo más lógico. El talento se impone, y en Córdoba llevan la voz cantante los representantes femeninos de la Primera Nacional de baloncesto. Los dos conjuntos cordobeses son -y lo llevan siendo durante todo el curso- sin ninguna duda los que más opciones tienen de estar el próximo año en una categoría superior. Su rendimiento así lo atestigua y no hay quien los logre quitar del tren de la promoción. Un privilegio que se están ganando a pulso propio, gracias a un trabajo formidable de todos y cada de uno de los integrantes de cada entidad. Por un lado, el Adeba continúa acariciando su medalla de bronce en la clasificación, tras la victoria en Las Margaritas ante el SD Candray (69-42).

El cuadro azulón suma ya 19 puntos en su casillero, acumulando dos más que su máximo perseguidor, el Beiman Baloncesto Sevilla Femenino, aunque con un duelo de ventaja. Además, es la misma renta que atesoran el líder y el segundo clasificado. Precisamente esa presea plateada la tiene en su poder ahora mismo otro represente cordobés. El Deza Maristas es segundo, posición que mantiene gracias a su balance de puntos sobre su paisano, pese a la derrota de esta última jornada precisamente ante el cuadro hispalense (63-47). Las colegiales tenían la posibilidad de poner tierra de por medio en su objetivo de volver a estar un curso más en la fase de ascenso a Liga Femenina 2, pero acabó imponiéndose el acierto sevillano.

Por su parte, los chicos estuvieron cerca de firmar el pleno, dejando aún más claras sus aspiraciones de mantenerse con relativa comodidad en la zona media de la tabla, y si es posible rascar algún puesto de playoff. En el Grupo A, el Multiópticas Antolí Peñarroya sigue escalando en busca de alejarse de la zona roja, tras superar a un rival directo por la salvación como es el Cádiz CB Gades (64-56), mientras que en el Grupo B vencieron todos salvo el Innovasur Maristas Córdoba 75, que se vio sorprendido como visitante por el Linkasa CAB Linares (90-74). Aún así, y pese a que ha perdido fuelle en las últimas semanas, su buen rendimiento le mantiene con cierto margen en mitad de la clasificación.

Por último, el Aceites Callejas Ciudad de Córdoba quiere más y ya mira de reojo a los grandes de la competición, algo que demostró al imponerse en la cancha del CD Portus Magnus (34-88), una diferencia siempre importante de cara a pelear por una posible plaza en caso de empate entre varios equipos. El otro que anhela también dejar atrás el descenso es el Colegio Virgen del Carmen, que ha podido tomar cierto impulso al vencer en casa al Centro Lenguas de Almería por un ajustado 76-74.

Etiquetas
stats