Ellos no lo olvidarán jamás: Puente Genil en la Copa

Chirosa recoge un trofeo por la actuación en la portería del Ángel Ximénez | ASOBAL
El Ángel Ximénez pontano deja una imagen orgullosa y cae ante el poderoso FC Barcelona (34-23) en las semifinales de la Copa del Rey Gijón'15

Se cumplió la lógica. En el marcador y en la grada. Porque el FC Barcelona, como era de esperar, ganó su partido y se metió en la gran final. Y porque entre el público, apostados en uno de los fondos -semivacío, por cierto-, un centenar de aficionados de Puente Genil observaron con orgullo cómo su equipo plantaba cara al multicampeón y enseñaba al mundo hasta dónde se puede llegar con humildad, talento y paciencia. En el primero de los partidos de la Final a Cuatro de la Copa del Rey -el segundo lo dirimen el Juanfersa Gijón y el Granollers-, el Ángel Ximénez de Puente Genil sacó las garras y llegó a arañar al Barcelona. Le hirió, pero no lo mató. Nadie en España es capaz de toserle al gigante blaugrana, que pasó apuros en el primer tiempo pero en unos minutos pletóricos del segundo se deshizo del hasta entonces indómito equipo de Barbeito.

En el Pabellón La Guía de Gijón, ante poco más de media entrada y con la televisión nacional en directo, el Ángel Ximénez tuvo que rendirse a la evidencia aunque nunca volvió la cara. Durante la primera parte, y espoleado por sus numerosos aficionados, se mantuvo cerca en el marcador (8-6, minuto 20; 15-12 al descanso) gracias a la gran labor de su portero, Álvaro de Hita, y el acierto de su internacional Rafa Baena y del eléctrico Chispi, máximo goleador de la Asobal y sorprendentemente fuera de los planes de los Hispanos. En el segundo acto, los azulgranas pusieron tierra de por medio con un parcial de 11-3 desde el minuto cinco. Ahí tomaron una renta insalvable y pusieron rumbo a la gran final, con un marcador al final del choque de 34-23.

Etiquetas
stats