“No he visto que ningún jugador deje de correr”

Aythami, en un entrenamiento del Córdoba | MADERO CUBERO

El Córdoba busca la llave de la seguridad. Aquella que le dé al final ese impulso desde atrás para sacar fruto de lo que se pueda obtener delante. Por su peso en el campo y en el vestuario, Aythami Artiles juega un papel fundamental en esa pelea. El central canario, al igual que el resto del equipo, está exclusivamente centrado en el partido del próximo sábado ante el Almería (20:00) en El Arcángel. El único objetivo del club, por el momento. “Lo de la semana pasada está olvidado. Hemos empezado con una mala dinámica y tenemos que ganar sí o sí ya. Este partido tenemos que dar un paso adelante los jugadores”, ha explicado el canario en rueda de prensa. “Ponga quien ponga el míster, somos los jugadores los que tenemos que dar un paso adelante. El partido del sábado es fundamental para no despegarnos de los de arriba y empezar a ganar”, ha añadido.

De hecho, el futbolista asume la importante responsabilidad de los que están sobre el césped, valorando “sin más” las palabras de Sandoval en la última rueda de prensa, puesto que “si yo hubiese salido a hablar después del partido es posible que hubiera dicho algo peor”. “Lo que no se puede hacer es una primera parte como la que hicimos. Este equipo tiene que competir, luego ya se decide por suerte o por calidad, pero si no se compite no vamos a estar ahí”, ha expuesto. “Confiamos en que la afición nos apoye, ya que son una parte fundamental para nosotros. Si no corres y no igualas la intensidad del rival, no vas a ningún lado”, ha proseguido el zaguero.

La unión entre la grada y el equipo, como ya ocurriera en la recta final del pasado curso, será clave. Pero también la del propio vestuario. Respecto a ello, Aythami subraya que “lo de la cama me hace gracia, ya que no he visto yo que ningún jugador deje de correr o no meta el pie”. “Esos rumores de las redes me hacen gracia. Confiamos a muerte en el míster. Esto no es cosa del míster, sino de los jugadores. Hemos pasado bastante tiempo mal, desde la pretemporada, y ya nos merecemos cambiar la dinámica”, ha expresado.

Ese giro del guion pasará por frenar la sangría atrás. Un debilidad que les ha llevado a ser colistas de Segunda A, con 18 tantos encajados en 7 encuentros. “Sin que sirva de excusa, pero este equipo si de algo se caracterizaba es que íbamos a muerte todos. Este año estamos recibiendo goles con mucha facilidad. No es cosa solo de los defensas, igual que cuando se meten goles no es solo cosa de los delanteros. Yo a veces ayudo en ataque, los delanteros también tienen que ayudar atrás”, ha señalado. “Este año no están saliendo las cosas como el año pasado”, ha argumentado el jugador, para matizar seguidamente que “en las situaciones complicadas, los veteranos somos los que tenemos que tirar del grupo”. “No es una situación fácil, pero esto solo lo cambia una victoria. En cuanto a juego, el equipo siempre crea ocasiones”, ha concluido en este sentido.

Finalmente, al ser cuestionado sobre su situación personal, el canario dice que “cuando el equipo va último y recibe tantos goles es normal que se señale la defensa, y primero a Aythami, por lo que ocurrió el año pasado”. “Yo estoy bien. La situación no es la que esperábamos, pero todos tenemos que remar y yo voy a estar el primero. Voy a hacer todo lo posible para que sea así”, apostillando a continuación con que “somos el Córdoba, esta es nuestra casa y aquí se tienen que quedar los puntos”.

Etiquetas
stats