La selección de Cecilio, Boyis y Solano consigue el bronce en Países Bajos

Solano en un lance del partido ante Ucrania

Una nueva muestra de la calidad que existe en Córdoba y que exporta a la selección nacional, ya sea en la disciplina que sea. En el caso del fútbol sala, la cantera califal siempre ha sido referente tanto a nivel andaluz como español y no son pocos los jugadores que han dado el salto a un club protagonista en la máxima categoría de este país e incluso han podido defender la elástica del combinado nacional absoluto, como es el caso de Cecilio, Boyis y Solano. Estos tres futbolistas cordobeses han estado a las órdenes del seleccionador Fede Vidal en el Europeo disputado en Países Bajos y, tras caer en las semifinales ante Portugal, se jugaban la presea de bronce ante Ucrania.

El encuentro arrancó con el combinado nacional siendo muy superior a su rival, llegando con mucho peligro en los primeros instantes, aunque de llegaron las mejores ocasiones para los ucranianos merced a la buena velocidad a la hora de elaborar acciones ofensivas. Sin embargo, cuando tuvo que aparecer Jesús Herrero, lo hizo con solvencia, determinación y acierto. El mismo que tuvo Mellado en una excelente volea botada por Ortiz en el ecuador del primer período. La pierna izquierda del internacional murciano proyectó un latigazo, ante el que nada pudo hacer Tsypun. Ese tanto en contra le sirvió a los de Oleksandr Kosenko para jugar de cinco en cada acción de ataque. 

España defendía bien esas acometidas con cinco rivales en su pista. Pero el empate llegó por un robo en primera línea que aprovechó Cherniavskyi. No obstante, en la siguiente posesión, Solano volvía a adelantar a los españoles. Chino metió un balón en banda y el pívot cordobés empaló según alcanzó el balón. Disparo potente, cruzado y a media altura que se convertía en el 2-1. La estrategia ucraniana no cambió lo más mínimo. Insistían en el cinco para cuatro, ataque tras ataque. Los de Fede Vidal avisaron desde lejos a puerta vacía. Adolfo marcó el cuarto sin oposición tras un robo en medio campo. Y segundos antes, Boyis, de duro disparo, firmaba el 3-1. Desde el palco de autoridades y junto a Aleksander Ceferin, Luis Rubiales aplaudía y celebraba las buenas acciones de España. El presidente de la RFEF y el de UEFA estuvieron al lado el uno del otros, rodeados también de otras personalidades del mundo del fútbol y el fútbol sala.

Etiquetas
stats