Manu Leal: “No fue fácil salir del Córdoba”

Es incuestionablemente uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol sala en la provincia. Ya no solo por su trayectoria, que también, sino principalmente por su impacto en la ciudad. Una leyenda del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, con el que creció en paralelo hasta alcanzar la élite, y su nombre quedará en un lugar destacado durante mucho tiempo, siendo a día de hoy el máximo goleador de la historia con la elástica del club blanquiverde. El protagonista no es otro que Manu Leal, quien fue el quinto participante del programa de CORDÓPOLIS en Twitch 'Tiempo muerto'. Un repaso a su carrera deportiva, desde sus inicios en el fútbol 11 hasta su paso al fútbol sala, primero en el Bujalance y posteriormente en el Córdoba Futsal, al que lideró como capitán desde Tercera a Primera División. En este sentido, sobre su cambio de modalidad, el mayor de los Leal recordó su pasado como cordobesista, llegando a estar durante “4 años en el filial, siendo capitán”. Además, “en el año de Paco Jémez pude participar en algún entrenamiento con la primera plantilla”, rememora.

No obstante, tras poner fin a esta etapa, no le apasionó “ninguno de los equipos de futbol 11 que llamaron a mi puerta y firmé con el Bujalance” de fútbol sala, añadiendo a su vez que “si hubiera seguido en futbol no sé qué hubiese pasado, pero no cambio la experiencia que he vivido con el fútbol sala”. Con todo, fue su fichaje por el Córdoba Futsal el que terminaría de cambiar su vida como profesional. “Nos llamó García Román con un proyecto ilusionante, y lo primero que me vino a la cabeza es que hacía mucho tiempo que no había un equipo de fútbol sala en Córdoba”. En Tercera División comenzó un crecimiento que en pocos años llevaría el club, en primer término, a la categoría de plata, y ahí llegó el primer punto de inflexión con el acuerdo de patrocinio con el Córdoba CF. “Para mí fue una sorpresa muy grande que yo volviese a enfundarme la camiseta del Córdoba, pero en otra disciplina”, expone el jugador, indicando que entonces no eran “conscientes de lo que poco a poco íbamos consiguiendo. Éramos 15 locos que entrenan por la noche”, en referencia a esa plantilla plena de talento cordobés que, contra todo pronóstico, logró el ascenso.

Y es que “la gente venía y se identificaba con nosotros. Había una unión ese año que entre todos éramos capaces de sacarlo todo adelante”, añade Leal, mencionando una frase que en su momento dijo el lucentino Cordero, otro de los componentes de ese plantel, el cual aseguró que “si este equipo se mete en el play off de ascenso, este equipo va a ascender”. Y así fue. A título personal, para Manu Leal dice que “ser capitán es una responsabilidad más, pero tenía la suerte de que éramos una familia. Éramos todos amigos desde hacía tiempo”.

Una etapa que llegó a su fin tras el segundo año en Primera División, momento que el jugador recuerda que “no fue fácil salir del Córdoba. Uno de mis sueños era retirarme con la camiseta del Córdoba” y “esperaba que iba a tener más respaldo por parte del club”. Sus caminos se separaron y entonces decidió firmar por Mengíbar, al que ahora trata de ayudar en la categoría de plata. Así, pese a que admite que su retirada “está cerca”, explica que su equipo tiene talento “para estar entre los tres primeros” y confía en que “vamos a salir de ahí y salvar el proyecto”. Entre otras cuestiones, indica que lo está “pasando mal por la situación del club” y tiene “la presión de tener que salvar al club como sea”. La entrevista completa puede verse en el vídeo de la publicación.

Etiquetas
stats