El desafío del balance positivo

Jugadores del Córdoba Patrimonio durante un encuentro

Tiempo para disfrutar y también para dar la última pincelada a una temporada de notable alto. El regusto final, en caliente, eso sí, que va a dejar el curso del Córdoba Patrimonio de la Humanidad es agridulce, aunque no cabe duda que con el paso del tiempo se dará valor a lo que ha conseguido con una plantilla de presupuesto muy limitado y cuyo propósito no era otro que la permanencia. Todo ello en la tercera campaña histórica de la entidad en Primera División. Los de Josan González, como ya es conocido, estuvieron a punto de clasificarse para la Copa de España, para la Final Four de la Copa del Rey y han apurado al máximo sus opciones de entrar en el play off por el título de liga. Bien es cierto que el resultado siempre ha sido amargo en los desafíos definitivos por dichas recompensas, aunque es momento de valorar el camino recorrido. Uno que, además, puede certificarse con otro récord histórico para el club.

En efecto, atendiendo a lo puramente estadístico, a falta de una jornada para finalizar la competición, los blanquiverdes se encuentran con balance positivo en su registro de goles anotados y encajados, el cual han mantenido en valores a su favor durante la mayor parte de la campaña, siendo siempre uno de los más destacados en ese aspecto de la zona media/baja de la clasificación. Sin embargo, la racha actual de cinco encuentros consecutivos sin ganar ha ido puliendo hacia lo negativo ese balance, puesto que, a día de hoy, los cordobeses se encuentran con un gol de diferencia a nivel positivo, tras haberse apuntado 86 dianas y haber encajado 85.

Sea como sea, y pese a la dificultad, lo cierto es que está en su mano acabar con una estadística positiva en ese sentido, lo cual sería histórico desde su aterrizaje en la élite. De hecho, la campaña de estreno de los cordobeses en la categoría, la cual se cortó en la jornada 23 por la llegada de la pandemia, culminó con tan solo 51 dianas a favor y 89 en contra, es decir, ese curso encajó más en 23 choques que en los 29 que lleva este año. Otra muestra más de la evolución. Igualmente, el curso anterior se mejoró hasta los 80 anotados, aunque con 90 encajados, lo que suponía de nuevo una mejora, pero seguía en contra en la estadística final.

Por tanto, el último desafío del Córdoba Patrimonio será dejar ese balance en número verdes, algo realmente positivo. De hecho, con balance negativo van a acabar con total seguridad Manzanares, Xota, Zaragoza, Betis y Burela, así como Ribera Navarra, siendo éste el caso más llamativo al ser actualmente equipo de play off. Asimismo, el Levante es otro candidato pues debería remontar una desventaja de cuatro goles en su último compromiso. Con todo, no será nada fácil, puesto que los cordobeses tendrán que hacer frente al Valdepeñas, uno de los rivales más duros del torneo, aunque ya no se juega nada en el terreno clasificatorio.

Etiquetas
stats