Flores y Cruz: dos generaciones, un objetivo

Bernardo Cruz y Javi Flores, antes de su primer entrenamiento compartido | CÓRDOBA CF

Salir en busca de oportunidades y volver para salvar a tu equipo. A veces, la vida de un futbolista es cruel. Tener que buscar un puesto en un club donde no conoces a nadie, fuera de tu tierra y, a veces, sin ni siquiera hablar el mismo idioma es bastante más duro de lo que alguien puede llegar a imaginar. Por ello, los futbolistas están expuestos a muchos problemas personales que pueden llegar a acabar con su carrera como profesionales, aunque hay otros que están hechos de otro material. Javi Flores y Bernardo Cruz tienen una trayectoria muy parecida como jugadores de este deporte. Ambos salieron de las categorías inferiores blanquiverdes, tuvieron que dejar la entidad y han vuelto como héroes para intentar subir al club de sus vidas. Por ello, los dos canteranos son iconos de la afición y quieren devolver ese cariño mostrado a través de un ascenso ansiado por toda la ciudad.

Y es que la carrera de Javi Flores fuera de Córdoba ha sido muy satisfactoria ya que ha crecido como jugador a niveles avanzados. El Mago de Fátima ha estado ligado al conjunto blanquiverde hasta la temporada 2011-12 debido a que el cambio de propiedad significó la apertura de su puerta de salida: firmó con el filial del Getafe. Flores disputó dos campañas antes de enrolarse en un Elche donde solo estuvo un año. Después de pasar por Murcia y Hércules, en el curso 2017-18 volvió a tierras ilicitanas para jugar en la categoría profesional. Una vez que el mediocentro se asentó en Segunda División, el Córdoba llamó a su puerta y lo dejó todo para volver al club de su ciudad. En la actualidad, el cordobés se encuentra en su segunda temporada consecutiva con la elástica califa e intentará llevar al equipo de vuelta al fútbol profesional.

En cambio, Bernardo ha podido disfrutar de los años más gloriosos del Córdoba en su historia reciente, aunque salió por la puerta de atrás del club. El central cordobés consiguió el ascenso a Primera División, siendo un pilar fundamental saliendo desde el banquillo y compartiendo plantilla con su hermano Fran Cruz. Sin embargo y después de su marcha, el jugador ha tenido una buena trayectoria por la Segunda División ya que siempre ha tenido oportunidades allá donde ha ido. En primer lugar, el Sevilla Atlético se hizo con sus servicios cuando intentaba ascender desde Segunda B. Más tarde, el Lugo le abrió las puertas durante dos cursos. En tierras gallegas, Cruz se consolidó en la división profesional antes de partir hacia Granada y conseguir su segundo ascenso a Primera. Aunque volvió a pasar lo mismo. Bernardo no pudo debutar en la máxima categoría a nivel español y tuvo que salir cedido, en primera instancia, a Alcorcón y después del mercado invernal al Numancia justo antes de rescindir con el conjunto nazarí.

Aunque el destino ha decidido juntar a los dos para buscar el mismo objetivo. Bernardo Cruz y Javi Flores compartirán vestuario durante una temporada que intentarán terminar con un ascenso al fútbol profesional. Ambos canteranos salieron por la puerta de atrás del club y ahora han vuelto para ayudar al equipo de toda su vida en una de las peores situaciones de su historia. Por ello, la afición se fija en ellos y se han convertido en iconos e ídolos entre los hinchas blanquiverdes. Ahora tocará devolver esa ilusión con trabajo y resultados para conseguir esa plaza en Segunda División.

Etiquetas
stats