Una fiesta de ciclismo y naturaleza

.

La sexta edición de la Añora Bike Weekend, que ha contado con 210 participantes en parejas, será recordada por las adversas condiciones climáticas, ya que los ciclistas han tenido que luchar contra el viento, la lluvia, el granizo y las bajas temperaturas. Sin embargo, casi todos han logrado terminar los 80 kilómetros en tres etapas de esta peculiar marcha cicloturista que reivindica la recuperación de los caminos públicos y que demuestra, por sexto año consecutivo, el tremendo potencial que tiene la comarca para la práctica del deporte en bicicleta de montaña.

En este sentido, la Bikend se desplazó por el Camino Mozárabe, por la Cañada Real Soriana y por el Camino de la Falda de la Sierra hasta los olivares de montaña del sur de la comarca. 65 kilómetros en los que ha habido de todo. El día amaneció nublado, aunque pronto comenzó a llover -e incluso a granizar- y se llegó a temer que la crecida del río Cuzna, en el vado de la zona del Coto, pudiera impedir el paso de los ciclistas. Pese a todo, finalmente el recorrido se ha terminado sin incidencias de ningún tipo y sobre las 13:45 estaban los participantes en el Parque de San Martín, donde se ha celebrado una comida de convivencia y donde se ha producido una simbólica entrega de reconocimientos a los que han completado las tres etapas en menos tiempo.

Así las cosas, se trata de un evento singular en el que lo que prima es pasar tres días en un entorno natural único disfrutando de la bicicleta. La Bikend va cogiendo prestigio y ya cuenta incluso con participantes como Pavel Tonkov, un ciclista de leyenda en las grandes vueltas y con un palmarés envidiable, en el que se cuenta un Giro de Italia.

Etiquetas
stats