Al Córdoba BM se le aparecen los fantasmas en Gijón

Plantilla del CBM en el pabellón gijonés en la fase de ascenso.
El equipo de Javi Martínez se queda a las puertas del ascenso a la DHB tras una extraña combinación en la última jornada

El que ganó, el CBM, terminó con el rostro compungido. El que perdió, el San Martí Adrianenc, ascendió sonrió con una rara mueca que denotaba que la satisfacción no era completa. Y el que organizaba el torneo, el Grupo Covadonga, se quedó con la sensación de haber pagado la fiesta de otros. El Elda, cuarto en discordia, se quedó simplemente lamentándose de la oportunidad perdida. La fase de ascenso a División de Honor B de balonmano, disputada durante este fin de semana en el Pabellón Braulio García de Gijón, resultó intensa en la cancha y tuvo un rocambolesco desenlace. De la combinación de resultados salió malpadado el conjunto del Cajasur Córdoba, que acudía como campeón de su grupo en la liga de Primera Nacional y con fundadas opciones de dar el salto de categoría. Pudo hacerlo. Demostró estar al nivel de los mejores y, de hecho, cerró su participación doblegando por 36-34 al equipo que finalmente logró el objetivo. Pero se le aparecieron todos los fantasmas y terminó con un amargo portazo. Esa sensación no empaña, sin embargo, un excelente campeonato para los senior del histórico club cordobés.

El Cajasur Córdoba Balonmano tenía una opción de subir en la última jornada: vencer por una diferencia de diez goles al San Martí Adrianenc. Lo hizo por sólo dos (36-34) y en el otro partido, el que enfrentaba al Grupo Covadonga y al Elda, no se produjo la sorpresa que hubiera sido el triunfo levantino. A la postre, se vio que lo peor que le pudo suceder al conjunto cordobés fue estrenarse en la fase ante el equipo de casa en la primera jornada. Ante un millar de espectadores y con los estímulos a tope (incluyendo entre ellos una discutida actuación de los árbitros), el CBM cayó derrotado por 35-28 frente al Covadonga. En el otro partido, el Sant Martí ganó al Elda (29-30).

En la segunda jornada, los cordobeses se cruzaron con el equipo alicantino y se llevaron los puntos con solvencia (24-33), aniquilando las opciones de su rival y quedando a la espera de una última jornada determinante. El Sant Martí ganó al Covadonga y todo apuntaba a una resolución por coeficiente goleador en un empate múltiple. Y ahí el control lo tenían los catalanes, que pese a perder con los cordobeses salían beneficiados en el cómputo general. El Covadonga, sin jugarse ya nada, venció al Elda por 37-29. Si hubiera empatado o perdido, el primer puesto y el ascenso hubieran sido para el Cajasur Córdoba BM. Una pirueta matemática sacó a los de Javi Martínez del camino que conducía a la División de Honor Plata, una categoría que sigue resistiéndose a uno de los clubes históricos del balonmano andaluz.

Etiquetas
stats