Noche con los Gemeliers bajo la luna de Córdoba

Gemeliers anoche en la Axerquía | TONI BLANCO
Los hermanos Jesús y Daniel llevan al delirio a sus fans en el Teatro de La Axerquía con lo mejor de su repertorio

Ellos las quieren. Ellas los quieren. Es primavera en Córdoba. Luce la luna y suena la música. ¿Qué más se puede pedir? El amor estaba en el aire. Los Gemeliers tienen 16 años y llevan mucho más de la mitad de su vida dedicados a la música. A los cuatro ya contaban con un espacio propio en un programa de la televisión autonómica -“Menuda noche”, con Juan Imedio-, donde apuntaban lo que estaba por venir. Y ya ha llegado. Jesús y Daniel Oviedo, dos hermanos sevillanos, cuentan con una legión de fans y un disco, “Mil y una noches”, que es número uno en ventas. En el Teatro de La Axerquía confirmaron que saben perfectamente el terreno que pisan. Desgranaron sus principales temas ante la entrega absoluta de miles de fans que les idolatran por un puñado de buenas razones. Ellos representan el sueño de gran número de chicos y la fantasía adolescente de una corriente imparable de seguidoras -las autodenominadas “gemeliers”- que convierten cada una de las apariciones en un fenómeno social. Córdoba no fue una excepción.

Amparados por un espectacular seguimiento en las redes sociales, los Gemeliers consiguen arrastrar a un público básicamente joven, aunque sus apariciones televisivas -pasaron por “La Voz Kids”, de Telecinco, y no dejan de asomarse a programas de máxima audiencia popular- les han convertido en artistas muy conocidos por las familias. Muchísimas chicas presenciaron el concierto acompañadas por sus madres, que coreaban con soltura el estribillo de “Lo mejor está por venir”, el primer sencillo del último disco, cuyos temas fueron seguidos por una audiencia enloquecida. Canciones como Prefiero decírtelo así, Carrusel, Amiga, Dame, Mi momento, Te dejo en libertad, A ti, Ya lo ves, Sueño y Tan sólo tú y yo entran directamente por el corazón. Los gritos, desmayos y un bombardeo constante de piropos femeninos cayó sobre los Gemeliers, que los aceptaron con gusto como parte de un show que confirma que el fenómeno fans es hereditario. Ahora es el momento de Jesús y Daniel, dos chicos de Mairena del Aljarafe que se han ganado una posición de ventaja en el corazón de las chicas. Y bien que lo disfrutan.

Etiquetas
stats