Los efebos de bronce del siglo II a.C. hallados en Pedro Abad serán Bien de Interés Cultural

Los efebos hallados en Pedro Abad.

La Junta de Andalucía ha iniciado el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, de las

esculturas denominadas Efebo Apolíneo y Efebo Dionisíaco, encontradas en Pedro Abad. Se trata de dos esculturas de bronce que datan de la Roma Imperial, del siglo II a.C.

Ambas esculturas, que actualmente se encuentran en el Museo Arqueológico de Córdoba, están fundidas en bronce y representan figuras masculinas juveniles totalmente desnudas, con un canon de proporción aproximado de siete cabezas (similar al Doríforo de Policleto), hallándose en muy buen estado de conservación, según consta en el expediente para su protección como BIC.

La técnica de realización consistió en la colada del metal en varias secciones del

cuerpo, que posteriormente se ensamblaron y ajustaron por medio de soldaduras de

aleación en base plomo. Cuando fueron halladas presentaban amputaciones de brazos

y piernas, una de ellas carecía de cabeza y parte del abdomen y la otra no tenía órganos

genitales, pero gran parte de las piezas mutiladas han sido recuperadas.

Los primeros estudios relacionan estas piezas con el Efebo de Antequera, tratándose

de piezas adscribibles a la época Altoimperial (s. I-II d.C.). Se trataría de copias de

originales griegos de los últimos años del siglo V a.C., más o menos fidedignos, y basados

en atletas vencedores diseñados por Policleto, que se copiaron y desarrollaron principalmente en los talleres neoáticos, sin excluir la existencia de fundidores ambulantes o talleres locales.

“Calidad técnica y excepcionalidad”

Del análisis de ambas esculturas, de las que cabe destacar su gran calidad técnica y excepcionalidad, podemos deducir el elevado nivel cultural de su propietario original, se argumenta.

En concreto, sobre el Efebo Apolíneo, que se conserva fragmentado pero casi completo, posiblemente se trate de un melléphebo lampadophoro (género de estatuas portadoras de lámparas), desnudo y con un peinado que recuerda a Apolo, con un bucle trenzado sobre la cabeza en forma de nudus, símbolo de dignidad. El cabello se recoge a ambos lados con trenzas y se remata con un moño en la nuca, cogido con las propias trenzas, sin la cinta característica para sujetar el cabello. Esta estatua mide 140 centímetros, pesa unos 30 kilos y fue hallada en la finca El Palancar en el término municipal de Pedro Abad.

Por su parte, el Efebo Dionisíaco porta los atributos característicos de su iconografía en la cabeza y es de menor tamaño. Está coronado con hojas de hiedra y racimos de corimbos

enlazados y prendidos de una taenia anudada en la nuca, en la parte posterior el pelo

queda recogido en un moño. Conserva embutido en cada pie el plomo utilizado como

elemento de sujeción estática a la peana o base y restos de un posible espigo de hierro

en el plomo del pie derecho de apoyo. La estatua mide 122 centímetros, pesa unos 30 kilos y fue hallada también en la misma finca El Palancar de Pedro Abad.

Etiquetas
stats