Ultimátum de Airbnb a los dueños de viviendas turísticas para inscribirse en el registro oficial

Entrada a un apartamento turístico de la ciudad | MADERO CUBERO

La plataforma digital de alquiler de vivienda turística Airbnb anunció en febrero pasado que obligaría a los propietarios de pisos que se anuncian en su web a que se inscribieran en el registro oficial de alojamientos turísticos de la Junta de Andalucía, conforma marca la Ley de Turismo autonómica. Ahora, la plataforma, ha dado un ultimátum a los dueños de estas viviendas para que realicen ese registro antes del 30 de septiembre.

Airbnb, que en Córdoba cuenta con unos 1.400 alojamientos, ha fijado este plazo después de varios requerimientos por parte de la Junta de Andalucía a las plataformas digitales de alquiler vacacional para que se adapten a la norma legislativa que obliga a inscribirse en el registro, si no quieren ser multadas.

Así, la propia web de la plataforma ofrece un enlace a los propietarios de viviendas donde encontrar toda la información para realizar la inscripción en el registro de la Junta de manera adecuada. Se facilita los enlaces al propio registro oficial y se indica que el dueño del alojamiento turístico puede inscribirse por internet y completar la declaración jurada en la página web de la Junta o completar el proceso en persona en la oficina de registros de cada provincia andaluza. Cuando la solicitud de registro sea aprobada, el propietario recibirá un número de registro que debe añadir al anuncio de su inmueble.

En Córdoba, solo esta plataforma digital tiene registrados alrededor de 1.400 alojamientos que se alquilan en periodos vacacionales para turistas. De hecho, en épocas como los días grandes de la pasada Semana Santa o el mes de mayo, Airbnb ha colgado el cartel de completo en la capital, con precios prohibitivos para las últimas plazas libres y algún alojamiento alternativo como es el caso de una autocaravana.

Desde la Junta de Andalucía se ha reclamado en varias ocasiones a la plataforma de alquiler que los propietarios que se anunciaban debían ajustarse al registro oficial, tratando de regular el sector. Ante la amenaza de multas a las plataformas digitales por desentenderse de las obligaciones de sus usuarios, ahora son estas las que apremian a los dueños de las viviendas a inscribirse oficialmente e indicarlo así en sus anuncios.

Se trata de llevar a cabo así un paso hacia la regulación que piden distintas administraciones y los vecinos sobre el sector de la vivienda turística, a medio camino entre la prohibición de este tipo de alojamientos en ciudades como Palma de Mallorca y la falta de regulación existente en otras comunidades del país.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2018 - 04:36 h
stats