Trump pone en riesgo 200.000 jornales en Córdoba

Jornaleras en un olivar | MADERO CUBERO

200.000 jornales, 100 millones de euros y 46.000 toneladas. Esos son los datos del sector de la aceituna de mesa en la provincia de Córdoba que una decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto en riesgo.

Este lunes, a delegada del Gobierno, Esther Ruiz, junto al delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, se ha reunido con el sector de la aceituna de mesa en la provincia de Córdoba, para mostrar el apoyo de la Junta de Andalucía a los productores de aceituna negra, mayoritaria dentro de la aceituna de mesa, tras la decisión del Gobierno de EEUU de imponer un gravamen del 35% para las importaciones de aceituna negra española. En concreto han estado presentes en la reunión el secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa), Antonio de Mora, el subdirector de Dcoop, Rafael Sánchez de Puerta y el Consejero Delegado de Aceitunas Torrent, Francisco Torrent.

Como ha indicado la delegada, “Córdoba es una de las zonas productoras más importantes de aceituna de mesa, y la variedad mayoritaria es la hojiblanca, una de las variedades empleadas para obtener la aceituna negra. En esta campaña 2017/2018 Córdoba ha producido 71.246 toneladas de aceituna neta en 36 entamadoras, y repite como la segunda provincia española más productora. A esto se le une una potente industria transformadora, que viene exportando anualmente 46.000 toneladas de producto con un valor que ronda los 100 millones de euros y genera 200.000 jornales en la provincia.

Como ha indicado la delegada, la política proteccionista de EEUU es “una mala noticia para el sector andaluz y español de la aceituna de mesa, y especialmente para Córdoba donde tenemos una potente industria que mantiene puestos de trabajo y crea valor añadido”. La delegada del Gobierno confía en “la sensibilidad del Gobierno de España para exigir a Bruselas una respuesta contundente a los aranceles impuestos por Estados Unidos, una medida que, además de injusta, pone en peligro el empleo de este sector” y espera que la Unión Europea ponga en marcha todos los mecanismos que estén a su alcance “para paliar el daño que se va a ocasionar al sector de la aceituna negra de mesa por la imposición de estos aranceles”.

“Desde la Junta de Andalucía, siempre de la mano del sector, estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para volver a la situación inicial, manteniendo reuniones a todos los niveles, reclamando a la Unión Europea ayudas para compensar las pérdidas, y promoviendo una denuncia ante la OMC”, continúa Ruiz.

Por su parte, el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, ha señalado que “esta decisión de la Administración norteamericana que se impone por un periodo inicial de cinco años, prorrogables durante otros cinco más, supone el cierre del mercado de EEUU para la aceituna negra española y se corrobora con datos como que en los primeros cuatro meses del año, las exportaciones a EEUU desde la provincia de Córdoba han descendido un 84%. Esto supone que en la práctica se ha cerrado el mercado estadounidense a nuestra aceituna de mesa, un mercado que en 2017 fue nuestro principal país comprador”.

Para Zurera, se trata de una medida que “claramente supone una distorsión en los mercados, y que va a condicionar el destino de nuestra producción olivarera. Estamos hablando de una situación que puede provocar en Córdoba pérdidas de hasta 40 millones de euros en los próximos cinco años, y de 80 millones de euros si la situación se prorrogara 5 años más, sin contar las pérdidas en jornales y mano de obra. La agricultura cordobesa no puede permitirse esta situación injustificada e injusta, que hace peligrar uno de nuestros principales pilares”. La provincia produce entre el 10 y el 12% de la producción nacional, por lo que las pérdidas anuales en Córdoba se moverían entre los 7 y los 8,4 millones anuales

Como ha indicado el delegado, “el sector de la aceituna negra es fundamental para el mantenimiento de las rentas de los agricultores cordobeses que viven de su cultivo, que son profesionales con largas trayectorias a sus espaldas y que se están viendo perjudicados por la política proteccionista de EEUU. Hoy valoramos y reconocemos su experiencia, esfuerzo por la modernización y conocimiento de los gustos del consumidor”.

Etiquetas
stats