Piden cárcel para cinco acusados de contrabando de tabaco tras intervenirles 43 toneladas

Tabaco de contrabando intervenido en la operación.

La Fiscalía pide penas de entre seis años y cuatro meses y tres años y diez meses de cárcel para cinco varones acusados de delitos de contrabando de tabaco y dirección y participación en grupo criminal, tras intervenirles 43 toneladas con un valor de 6,88 millones de euros, a junio de 2016 cuando se desarrolló la operación en la capital cordobesa. El juicio se prevé celebrar en junio en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, en enero de 2016 uno de los procesados, que supuestamente dirigía la organización dedicada al tráfico ilícito de tabaco y a la que pertenecían los otros cuatro, contactó con el dueño de dos naves industriales de la ciudad, a fin de alquilarlas y almacenar tabaco en hojas para a la postre manipularlas y fabricar cajetillas para su posterior venta y distribución y "así eludir los aranceles aduaneros y el resto de los impuestos".

Dado que ya estaba siendo investigado por hechos similares en diferentes localidades e incluso había sido detenido en octubre de 2015 por la misma actividad, el acusado trató de ocultar su conducta delictiva, para lo cual resolvió que otro de los integrantes del grupo criminal se incluyera en el primer contrato de arrendamiento de enero de 2016, de una de las naves industriales.

Tras ello, en mayo de dicho año se resolvió el contrato con la finalidad de firmar otro en el que iba a figurar como arrendataria una empresa ideada por los procesados, firmando el contrato otro de los integrantes del grupo, que había asumido el cargo de administrador único de la entidad. Posteriormente formalizaron el contrato de la segunda nave.

Al respecto, el presunto cabecilla intervenía, al igual que sus dos hijos, también acusados, "en todas las incidencias relacionadas con las naves alquiladas y en el tráfico ilícito de tabaco que se desarrollaba en su interior, controlando también a los trabajadores que se encontraban fabricando el tabaco en las naves".

En este caso, el día 13 de junio de 2016 recibieron la última partida, que llegó desde Alemania, con 112 embalajes de tabaco con un peso de 130 kilos cada uno, aproximadamente, para "seguir manipulando y vender el tabaco, obviando los aranceles estipulados", según el fiscal.

No obstante, el día 14 de junio, ante el convencimiento de los funcionarios de la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera y los agentes de la Policía Nacional de que en los almacenes existían cajas de tabaco destinadas a tratarlas para su posterior comercio, registraron las naves y hallaron más de 30 cajas y más de cien bolsas con dicha sustancia, entre otros objetos, como máquinas y balanzas.

De este modo, el Ministerio Público detalla que la deuda tributaria total generada en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), Arancel Aduanero Comunitario e Impuesto Especial sobre las Labores de Tabaco asciende a más de 5,6 millones de euros.

En concreto, el presunto encargado de la organización se enfrenta a seis años y cuatro meses de prisión por los delitos de contrabando y dirección de grupo criminal, así como diez millones de euros de multa, mientras que el fiscal pide para los otros cuatro penas de tres años y diez meses por los delitos de contrabando y participación en grupo criminal, además de los diez millones de euros de multa para cada uno. También solicita que se le dé a las muestras de tabaco que no han sido destruidas su destino legal.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2021 - 04:45 h
stats