Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Una treintena de bebés nacen con sordera cada año en Córdoba

Un bebé es atendido en el servicio de Otorrinolaringología del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Carmen Reina

0

Alrededor de una treintena de bebés nacen con sordera cada año en la provincia de Córdoba y son diagnosticados de hipoacusia por los hospitales Reina Sofía de la capital e Infanta Margarita de Cabra.

Los datos los proporciona la Unidad de Otorrinolaringología intercentros, conformada desde 2016 por los servicios de estos dos complejos hospitalarios que ven cómo, en los últimos años, la cifra de bebés diagnosticados de sordera cada año permanece estable.

En el Día Mundial de la Audición que se celebra este domingo 3 de marzo, la estadística muestran que en el Hospital Reina Sofía se detectan entre 10 y 15 casos anuales de hipoacusia (sordera) profunda en neonatos y en el hospital Infanta Margarita entre 3-5 casos. En toda la provincia de Córdoba este número se eleva a 25 o 30 casos anuales“, explica el jefe Otorrinolaringología intercentros de Córdoba, Francisco Muñoz.

Existen diferentes tipos de hipoacusia (sordera) tanto en edad infantil como en adultos. Unas son “las de transmisión, por déficit de conducción sonora por patología que afecta al oído externo o medio, suelen tener un tratamiento médico o quirúrgico y suelen ser reversibles. A este grupo pertenecen patologías infantiles frecuentes como las otitis seromucosas, otitis medias agudas, malformaciones de oído externo o medio , otitis medias crónicas, etc…”, explica Muñoz. El segundo tipo son las sorderas neurosensoriales o perceptivas, provocadas por diferentes tipos de patología que afectan al oído interno o al nervio auditivo y suelen ser irreversibles. “Este tipo de hipoacusia puede ser leves (que no precisan tratamiento), moderadas o severas, precisando en estos casos adaptación de audífonos o incluso implantes cocleares, en los casos más graves”.    

Sobre cómo se lleva a cabo el diagnóstico precoz de la sordera en los hospitales, Muñoz indica que la UGC Otorrinolaringología intercentros tiene un programa de detección precoz de hipoacusia en el recién nacido. Así, “se realiza una prueba de cribado -que es de rápida realización e indolora-, a todos los neonatos nacidos en nuestros hospitales a las pocas horas de nacer, con el objetivo de poder realizar un tratamiento y realizar una estimulación precoz, dado que la hipoacusia grave infantil puede tener graves repercusiones en el habla, la comunicación y el desarrollo psicosocial del niño”.

6.000 pacientes con sordera grave en Córdoba

En España, una de cada mil personas de la población general adquiere sordera a lo largo de su vida. El 8% de la población tiene problemas auditivos, de distinto tipo y grado, que les plantean dificultades para entender una conversación en un tono de voz normal. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en España hay 1.230.000 personas con una discapacidad auditiva de distinto tipo y grado. De ellas, casi el 98% utiliza la lengua oral para comunicarse. Según la reciente Encuesta del INE, 27.300 personas emplean la lengua de signos (2'2%). En Córdoba existen actualmente unos 6.000 pacientes con sordera grave.

Ante la sordera diagnosticada en niños, actualmente la prestación de prótesis auditivas está financiada por el SAS hasta los 24 años. Desde hace unos años, se ha ampliado el catálogo de oferta de audífonos para niños y jóvenes que los precisaran. “Pero existen pacientes con sordera profunda a los que las prótesis auditivas no solucionan su problema y precisan un implante coclear”, precisa el doctor.

Se trata de un pequeño dispositivo electrónico que, una vez implantado quirúrgicamente debajo de la piel, estimula las terminaciones nerviosas de la cóclea para proporcionar la sensación de sonido a una persona totalmente sorda o con deficiencias auditivas severas. Estas intervenciones se realizan en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla o el Hospital Clínico de Granada.    

Para ayudar a las familias cuando se diagnostica a un niño de sordera, diferentes asociaciones trabajan a favor de las personas sordas: la Asociación Provincial de Personas Sordas de Córdoba (Appsc), la Asociación de Padres y Amigos de Sordos de Córdoba (Aspas Córdoba 957-764868 ) y la Asociación de Niños Bilingües Sordos (Anbis). “Estas asociaciones prestan apoyo educativo, orientación laboral, asistencia social, a niños y adultos con discapacidad auditiva a través de los distintos servicios de los que disponen”.

Más allá de la sordera detectada al nacer, otras patologías o el avance de la edad pueden ocasionar pérdida de audición. Son “causas adquiridas que pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad”. Entre ellas, Muñoz cita las enfermedades infecciosas como la meningitis, el sarampión y la parotiditis; la ototoxicidad por fármacos; traumatismos craneoencefálicos o de los oídos; y la exposición al ruido excesivo -explosiones, disparos, ruidos o música intensa- o ruidos crónicos en diferentes profesiones como trabajadores del metal, construcción, carpintería, militares, cazadores, etc.

Asimismo, también se acusa la sordera senil por el envejecimiento, en concreto por la degeneración fisiológica de las células sensoriales e incluso la denominada hipoacusia súbita, cuando el origen es desconocido.

Etiquetas
stats