María y Manuel agradecen el gesto del empresario gaditano pero seguirán en Córdoba porque dependen de sus hijos

Manuel y María serán desahuciados después de su vivienda

María y Manuel seguirán viviendo en Córdoba. Tras el ofrecimiento del empresario gaditano Agustín Rubiales, que ha puesto a disposición del matrimonio una vivienda en el barrio de La Viña, la pareja ha declinado el ofrecimiento ya que ambos son dependientes de sus hijos.

Tal y como han informado a este periódico fuentes familiares, este lunes han contactado con el empresario para agradecer el gesto que ha tenido con este matrimonio. Cosas del destino, Cádiz fue la ciudad donde María y Manuel comenzaron su vida en pareja y años más tarde se mudaron a Conil de la Frontera. Sin embargo, la dependencia que ambos tienen de sus hijos le hacen imposible cambiar de residencia.

Aunque María cuida de Manuel, que sufre demencia, recibe mucha ayuda, por lo que vivir en Cádiz supondría un cambio muy grande en sus vidas que, a día de hoy, no pueden asumir. Por ello, seguirán viviendo en su casa de La Magdalena hasta que en noviembre pasen a hacerlo a otra en el mismo barrio. No obstante, Rubiales ha insistido en que en Cádiz tienen un techo.

Lo que después pase con la vivienda de esta pareja no estará en mano de la familia. Dado que fue garantía de un préstamo que la promotora no pagó, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) inició un proceso de ejecución hipotecaria sobre el inmueble. Cuando sea sometido a subasta pública, la Sareb podrá quedarse con él o pasar a otro particular. Si se hiciera finalmente con la vivienda, “se estudiará la vulnerabilidad” de la pareja que, por entonces, ya habrá abandonado su casa. Si de ese estudio se certifica que María y Manuel están en situación de vulnerabilidad, “se estudiará un alquiler social”, apuntaron a este periódico fuentes del banco malo.

Etiquetas
stats