Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Cajasur cerró 2022 con un beneficio de 23,9 millones de euros

Servicios centrales de Cajasur en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Europa Press

0

El Grupo Kutxabank ha cerrado 2022 con un beneficio neto de 330,5 millones de euros, un 52,7% más que en 2021, con una aportación positiva de Cajasur de 23,9 millones de euros, tras realizar una contribución fiscal superior a 430 millones de euros, a los que se ha sumado en 2023 el pago del nuevo gravamen a la banca. Este resultado se sitúa 21,6 millones de euros por debajo del alcanzado en 2019, antes de la pandemia. 

Según ha informado el banco vasco, su “arraigo y compromiso con la mejora económica y social del territorio” se han completado con los 322,7 millones de euros que han recibido las Fundaciones bancarias accionistas (BBK, Kutxa y Vital) con cargo a beneficios y reservas de ejercicios anteriores.

El Consejo de Administración de Kutxabank ha aprobado, además, la propuesta de destinar de nuevo un dividendo del 60% con cargo a los resultados de 2022, un total de 198,3 millones de euros.

Los resultados de Kutxabank han sido presentados por su presidente, Anton Arriola, y el consejero delegado, Javier García Lurueña, en el marco de la reunión anual de directivos del Grupo, que se ha celebrado esta mañana en el Palacio de Congresos Kursaal de Donostia-San Sebastián. Al encuentro también han acudido los presidentes de las Fundaciones bancarias accionistas y los miembros del Consejo de Administración de Kutxabank y Cajasur.

Arriola ha valorado de forma positiva la capacidad de la entidad a la hora de afrontar las vicisitudes vividas a lo largo de 2022, un ejercicio en el que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha “cambiado totalmente el curso de las previsiones económicas, condicionadas por la elevada inflación, que ha tensionado a familias y empresas, y ha generado una notable ralentización del crecimiento económico”.

Mientras los mercados financieros han experimentado una importante volatilidad, que se ha traducido en caídas en las valoraciones de los patrimonios gestionados, el sector de la banca ha continuado “lastrado por la baja rentabilidad, que no permite cubrir el coste de capital, a pesar de la subida de los tipos de interés”, ha explicado.

“Hemos iniciado una reflexión estratégica que incide en el crecimiento y en la diversificación de las fuentes de ingresos. No se trata de complicadas operaciones corporativas, que no se vislumbran. Tenemos oportunidades de fortalecer orgánicamente nuestras áreas de negocio, y en algunas ya se contemplan nuevos y ambiciosos planes de expansión. Tenemos también los recursos y las capacidades para afrontar estas oportunidades, sin cambiar nuestro ADN ni nuestra cultura, pero con el objetivo de ir un paso más allá”, ha dicho.

Por su parte, el consejero delegado de Kutxabank, Javier García Lurueña, ha destacado “el sólido desempeño comercial del Banco a pesar del contexto, lo que ha permitido reforzar de manera notable sus principales indicadores, como la eficiencia, la solvencia o la ratio de mora, con la gestión personalizada y especialista como una de las claves” de su modelo de negocio.

Claves del ejercicio

La evolución positiva del negocio típico bancario ha sido determinante en el resultado de Kutxabank. Los ingresos por servicios y por la gestión de activos han continuado creciendo un 1,3%, a pesar de la presión de los mercados. La normalización de los tipos ha impulsado el margen de intereses, aunque se sitúa todavía un 30% por debajo del nivel alcanzado por el propio Banco en el año de su fundación, en 2012.

El negocio de seguros ha mantenido su habitual fortaleza durante todo el año, y ha aportado a la cuenta de resultados un total de 172,6 millones de euros, un 7,7% más que en el ejercicio anterior.

Por otro lado, Kutxabank ha consolidado sus cuotas de mercado en los recursos fuera de balance, a lo que ha contribuido el ritmo “récord” en la captación de nuevo ahorro, con entradas por un valor de 4.094 millones de euros, un 5,5% del total.

A la evolución positiva del negocio se han sumado la mejora de la eficiencia por debajo del 50% y la contención de costes, ya que los gastos de explotación han crecido un 1,4%, muy por debajo del IPC. Ante la incertidumbre que prevalece en el mercado, se ha mantenido el exigente nivel de saneamientos crediticios e inmobiliarios, a los que se han destinado 232,3 millones de euros.

En el último año Kutxabank ha renegociado las condiciones de casi 2.000 préstamos hipotecarios suscritos por personas y familias en dificultades, a quienes se les ha ofrecido la posibilidad de solicitar carencias en el pago de la amortización de créditos, ampliaciones de plazos para hacer más llevaderas las cuotas o las refinanciaciones con múltiples soluciones.

Los recursos de clientes administrados por Kutxabank han continuado creciendo un 1,7%, hasta los 75.001 millones de euros, a pesar de que se han visto impactados por el efecto en las valoraciones.

El Grupo Kutxabank se ha mantenido en 2022 como la tercera entidad con mayores suscripciones netas, con un total de 2.600 millones de euros, más del 15% del total de las suscripciones netas que han entrado en el mercado. Ha logrado mejorar en 39 puntos básicos su cuota en el mercado de fondos de inversión, ya que el patrimonio en fondos de inversión ha crecido más de un 3%, frente a la caída del 3,6% que ha registrado el sector.

En la actualidad, cuenta con más de 21.000 millones de euros gestionados en fondos de inversión, y eleva su cuota por encima del 7%, gracias a un modelo de asesoramiento que crece en contextos de mercado adversos.

La entidad ha destacado la evolución de los productos de previsión individual, manteniendo su liderazgo en el mercado en EPSVs gestionadas, con una cuota de mercado superior al 48%.

Inversión crediticia

Por su parte, la inversión crediticia productiva ha superado los 46.519 millones de euros, lo que representa un incremento del 0,7%, impulsada especialmente por la actividad en Banca Mayorista, conformada por las Bancas Institucional y de Empresas.

En la Banca Minorista la rúbrica de nuevos préstamos hipotecarios ha avanzado hasta los 3.173 millones de euros en 2022. La contratación de nuevos préstamos al consumo ha alcanzado los 552 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 11,5% frente a 2021, con un avance del 8% en el Crédito Comercio.

El saldo de la financiación que ha destinado a sus empresas clientes se ha mantenido estable, y ha alcanzado los 2.173 millones de euros, con una morosidad “bajo control, a pesar del contexto macroeconómico”, ha subrayado, para añadir que continúa su impulso en esta área de negocio, y ha aumentado la curva creciente en financiación de activo fijo, que ha aumentado un 40% alcanzando los 339 millones de euros.

El saldo de las operaciones de financiación del activo circulante, directamente relacionadas con la evolución del negocio empresarial, ha crecido un 19%, un 20,9% el descuento comercial, y un 12,6% la facturación de operaciones de comercio exterior.

Por su parte, Kutxabank Seguros ha distribuido en 2022 cerca de 115.000 nuevas pólizas. Todos los productos del catálogo de seguros han registrado incrementos “destacados, siendo especialmente reseñable en el ramo de decesos”, que se ha elevado un 21%, en producción combinada con los préstamos al consumo, que ha crecido un 6%, y vida temporal, con un incremento del 5% con respecto al año anterior.

El stock de Kutxabank Seguros alcanza las 925.000 pólizas, y esta actividad ha aportado en este periodo un total de 172,6 millones de euros de ingresos a la cuenta de resultados del Grupo, un 7,7% más.

El saldo de los activos dudosos del Grupo Kutxabank se sitúa en los 686 millones de euros, tras disminuir en 256 millones de euros en 2022, un 27%.

Etiquetas
stats