En huelga de hambre para recuperar su plaza definitiva como docente

Francisco Javier Blázquez, en huelga de hambre ante la Delegación de Educación

Francisco Javier Blázquez es un maestro, de 58 años, que lleva 35 dedicado a la docencia. Los últimos seis años ha ejercido en su plaza definitiva, en el Centro de Educación Permanente Luis de Góngora de Córdoba, ubicado en el Sector Sur, su barrio. Para este curso, aceptó hacerse cargo de la dirección de los centros de Educación Permanente de la zona Occidente de Córdoba y esa ha sido la causa por la que Educación le ha trasladado de centro, sin que él lo supiera ni aprobara, denuncia. Ahora, habiendo renunciado ya a ese nuevo puesto para volver a su centro, este docente ha iniciado una huelga de hambre para recuperar su plaza definitiva en el Sector Sur, plaza que ya ha sido ocupada por otra persona.

Este pasado lunes 11 de octubre, Francisco Javier ha iniciado una huelga de hambre. Cada mañana se planta ante la Delegación de Educación, con sus carteles "para visibilizar mi problema". "Estaré aquí hasta que pueda", dice, consciente de la dureza de soportar el ayuno pero esperanzado de que así pueda encontrar una respuesta satisfactoria en la administración para resolver su situación.

Este maestro lleva seis cursos enseñando materias como Informática, Lengua o Meditación a sus alumnos en una sección del Centro de Educación Permanente Luis de Góngora. Este centro pertenece a una estructura superior, la denominada CEPER Occidente, en el que además se incluyen secciones similares ubicadas en los centros del Parque Cruz Conde, en Villarrubia y la sede central en el CEIP Alfonso Churruca, en Miralbaida. Hasta ahora, la dirección conjunta de todos estos centros la llevaba un docente que ejercía desde su plaza en Villarrubia, pero para este curso dejó libre el cargo. "La Inspección de Educación ofreció el puesto a los 17 profesores que somos en estos centros" y Francisco Javier se ofreció para ser director "entendiendo que en las mismas condiciones, manteniendo mi docencia en mi centro". Sin embargo, al inicio de curso, se encontró con que había sido desplazado de centro.

En septiembre, relata el docente, "comprobé que la administración había cometido un error. Había nombrado a otro profesor en mi plaza del centro de Sector Sur y a mí me habían trasladado a la sede central del CEPER Occidente, al CEIP Alfonso Churruca". Desde entonces, "creyendo que es un error", ha dirigido varios escritos y ha tratado de hablar con la Inspección de Educación y la Jefatura de Personal, para recuperar su puesto en la que es su plaza definitiva. "No me han contestado a ningún escrito", afirma.

"Es un error de bulto"

"Solo a través de una llamada telefónica con la coordinadora de Educación de Adultos, me dicen que no es posible" volver a su plaza. "Es un error de bulto, porque al nombrar a otra persona para esa plaza, esta ya adquiere una serie de derechos sobre ella", lamenta. "¿Qué van a hacer si no con esa persona ahora?", cuestiona.

Para su frustración, Francisco Javier reitera que "en ningún momento me dijeron que me iban a trasladar de centro. Aceptar un cargo no supone un traslado por sí mismo", argumenta, con la evidente experiencia del director anterior que ejercía desde su plaza en Villarrubia y no en la sede central en el CEIP Alfonso Churruca. Y, además, señala que en el nuevo centro al que le destinaban, "no hay horario para todos los profesores", en referencia a que con él ya sería ocho docentes y no hay materias ni horas para repartir la jornada entre tantos profesores.

Con todo, y dada la situación nueva que se encontraba, Francisco Javier trasladó a Educación su renuncia al puesto de director, por el que se le había trasladado, razonando sus argumentos para dimitir del cargo. "Han admitido la dimisión pero me dicen: Ya no eres director, pero te quedas allí en el Churruca". "Si no soy director y ese era el argumento para trasladarme, que me devuelvan a mi centro, a mi plaza definitiva en el Sector Sur", reclama.

De momento, denuncia, "optan por la callada" desde la administración. Y, por eso, esta misma semana ha iniciado una huelga de hambre, con el objetivo de hacerse escuchar y que Educación pueda buscar una solución a su situación, recuperando su plaza en el Centro de Educación Permanente Luis de Góngora en el Sector Sur.

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2021 - 05:00 h
stats