Denuncian que el SAS cuestiona la libertad sindical en un proceso judicial

Sede del TSJA

El Servicio Andaluz de Salud ha afirmado en unas alegaciones a una demanda judicial del Sindicato Nacional de Técnicos Sanitarios Tecnos -que formula el recurso con su anterior nomenclatura como federación andaluza de técnicos especialistas, FATE- que la organización sindical “no cuenta con legitimación para ejercer una pretensión netamente individual” en referencia a una reclamación de reclasificación profesional de grupo C1 a B que tiene interpuesta dicha organización desde el 2019 ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). 

En dichas alegaciones, a las que ha tenido acceso este periódico, el SAS continúa con su argumentación explicando que el sindicato “no ostenta dicha legitimación, por la sencilla razón de que el ejercicio de tal pretensión corresponde a los profesionales individualmente y no de forma colectiva al propio sindicato. En el hipotético supuesto de que las pretensiones ejercidas tuviesen algún viso de prosperar, lo que evidentemente negamos categóricamente, habría que analizarlo caso o caso, es decir, determinando cual es la situación de cada uno de los profesionales.”

Ante ello, Tecnos -que tiene su sede en Córdoba-, recuerda que la libertad sindical es un derecho fundamental reconocido por la Constitución Española en su artículo 28, “de los derechos y libertades públicas” en el que se señala “todos tienen derecho a sindicarse libremente. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a fundar organizaciones sindicales internacionales o a afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato”. 

Tal ha sido la sorpresa al conocer las alegaciones presentadas por el SAS a la demanda judicial que tiene presentada el Sindicato Nacional de Técnicos Superiores Sanitarios Tecnos que afirman que “no pueden creer que una administración pública ponga en cuestión, incluso afirme la falta de legitimación de un sindicato a presentar una demanda que afecta a un colectivo de profesionales, poniendo en cuestión así el ejercicio de un derecho fundamental como este”.

“No entendemos cómo una administración puede afirmar de manera categórica algo tan grave como esto” explica el secretario general de Tecnos, Joaquín Cano, “que llegan a decir que como sindicato no tenemos legitimación para presentar la demanda ”por la sencilla razón de que el ejercicio de tal pretensión corresponde a los profesionales individualmente y no de forma colectiva, según relata textualmente el SAS en su escrito de alegaciones“, reitera el secretario general de la organización. 

“Una afirmación” -prosiguen desde el sindicato-, “con la que están vulnerando derechos fundamentales tanto del propio sindicato como, y lo que es más grave, de cualquier persona a organizarse sindicalmente para reclamar sus derechos y en consecuencia, de los cerca de 8000 técnicos superiores sanitarios a los que, sólo en Andalucía, está afectando esta discriminación profesional”. 

Desde la organización sindical lamentan profundamente estas afirmaciones por parte del SAS y confían en que las alegaciones presentadas por parte de la administración sanitaria se desestimen en el fallo judicial. 

La demanda en cuestión presentada por Tecnos en 2019 y que está ya vista para señalamiento y fallo judicial tiene que ver con la reclasificación a grupo B del colectivo de Técnicos Superiores Sanitarios ya que actualmente cotizan en el grupo C1, cuya titulación exigida es únicamente la de bachillerato. Ganar la demanda supondría un reconocimiento y una serie de mejoras en sus condiciones laborales tales como el sueldo, las bajas o el desempleo.

Etiquetas
stats