La alta velocidad de Iryo tendrá 20 frecuencias en Córdoba a partir de junio

Un tren de la operadora ferroviaria privada de alta velocidad Iryo durante la presentación de la compañía.

La empresa privada Iryo que será la primera en ofrecer el servicio de tren de alta velocidad en Córdoba ya ha aumentado las frecuencias previstas con Andalucía a partir del mes de junio. Iryo acaba de sacar a la venta los billetes de los trenes del próximo verano y lo ha hecho con diez frecuencias por sentido, cuatro más de las que ya ofrece a partir del 31 de marzo (y que también ha puesto a la venta).

Esa es la buena noticia. La mala es que este low cost de la alta velocidad en España no parará, al menos de momento, ni en la estación de Puente Genil ni en la de Villanueva de Córdoba. Sí que tendrá al menos una parada en la de Antequera-Santa Ana, en la provincia de Málaga, pero a partir del mes de junio, como oferta ya la compañía en su página web.

De los diez servicios ida y otros diez vuelta que harán parada en Córdoba, seis llegarán hasta Sevilla y cuatro a Málaga. Obviamente, también podrán ser usados por los cordobeses para viajar a Sevilla o Málaga. Eso sí, de momento los precios no son tan competitivos en estas conexiones, 18 euros por sentido en cada uno de ellos, algo que actualmente supera el Avant.

A partir de junio, Iryo programará diez servicios entre Córdoba y Madrid. El primero saldrá a las 7:44 para llegar a la capital a las 9:32. El segundo lo hará a las 9:01 para llegar a las 10:49. El tercero partirá a las 10:59 para llegar a las 12:47. Y el cuarto a las 12:21 para llegar a las 14:09. Ya por la tarde, el primer servicio será a las 14:54 para llegar a las 16:42 y el segundo a las 17:54 para llegar a las 19:42. Los dos últimos partirán a las 19:36 para llegar a las 21:24 y uno prácticamente nocturno que partirá a las 21:54 para llegar a las 23:42.

Mientras, habrá otros diez servicios entre Madrid y Córdoba. El primero saldrá a las 6:55 para llegar a Córdoba a las 8:40, el segundo a las 7:55 para llegar a las 9:39 y el tercero a las 8:55 para llegar a las 10:40. Habrá otros matutinos más: uno a las 10:50 que llegará a las 12:35 y otro a las 11:45 que llegará a las 13:29. Por la tarde, partirá uno a las 13:53 para llegar a las 15:38 y otro a las 14:55 para llegar a las 16:39. También habrá otro a las 17:55 para llegar a las 19:40 y a las 19:55 con llegada a las 21:40. El último saldrá de Atocha a las 20:55 y llegará a Córdoba a las 22:39.

Tres tipos de billetes

De momento, en Córdoba los viajeros podrán elegir entre tres zonas de confort distintas, que son Infinita Bistró, Singular e Inicial. En el resto de conexiones por España hay una cuarta zona, Singular Café, no disponible aún en Córdoba.

La clase 'Infinita' está diseñada para los clientes que quieran todos los servicios premium, con asientos de “gran confort” y gastronomía de alta calidad con el menú Haizea Bistró que el cliente podrá elegir entre varias opciones.

El segundo de confort de iryo es 'Singular' que es la clase diseñada para el viajero de negocios e incluyen la misma propuesta gastronómica. Por último, Iryo completa su oferta con la clase 'Inicial' para todos aquellos que buscan el viaje más económico, con disponibilidad de enchufes de dos tipos, estándar y USB, posibilidad de conexión a Internet 5G de última generación y el acceso gratuito a una plataforma de contenidos.

La llegada de los privados

Tres décadas después de la inauguración en abril de 1992 de la Alta Velocidad con la línea Sevilla-Córdoba-Madrid, el AVE 'low cost' está cerca de llegar por primera vez al corredor ferroviario del Sur, donde además de Iryo también operarán las compañías Ouigo y Avlo -la marca barata de Renfe-. Ni Ouigo ni iryo pueden operar antes de 2023, ya que la línea de alta velocidad entre Madrid, Córdoba y Sevilla se está adaptando tecnológicamente a un sistema de frenada concreto. El actual, homologado y seguro, no funciona en los trenes que quieren operar estas compañías. Avlo sí que podría disponer ya de sus primeros servicios en la línea, ya que dispone de una flota adaptada al sistema actual de frenada, pero Renfe prefiere esperar a la llegada de los operadores privados.

Etiquetas
stats