Sentimientos que no cambian: llantos en el primer día de las escuelas infantiles con la sombra del covid

Niños en su primer día en la Escuela Educare Eduquere | MADERO CUBERO

Sin lugar a dudas, el de este año será el curso escolar más difícil en todas las enseñanzas educativas. Más aún en el caso de las escuelas infantiles, que este martes ya han abierto sus puertas entre estrictas medidas sanitarias y de seguridad para evitar cualquier posible contagio entre los menores y las maestras. Toda una prueba de fuego para las familias y los propios centros.

Las risas y los juegos no se escuchaban en las escuelas infantiles desde el pasado mes de marzo, cuando se decretó el estado de alarma debido a la pandemia. Para oír de nuevo esta alegría aún habrá que esperar un poquito ya que la mañana de este martes ha estado marcada por las lágrimas y los llantos de los pequeños. Los más veteranos han estado demasiados meses sin sus seños y los que empiezan no entienden qué es lo que ocurre. Las mascarillas tapando los rostros de las maestras tampoco ayuda mucho a esa primera toma de contacto, pero la protección primará en este atípico curso.

En la escuela infantil Educar Eduquere, los abrazos hasta el último minuto han quedado sustituidos por un protocolo de control de temperatura y limpieza de manos y pies después de que a los menores se les retiran sus zapatos. Entres los padres, cierta unanimidad sobre la importancia de volver a las escuelas e intentar coger la rienda a esta nueva normalidad que ha provocado, entre otros perjuicios, la reducción de matriculaciones. En Córdoba, y según datos ofrecidos por la Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía, la caída ha sido de un 8%, levemente superior a la media andaluza, que se sitúa en un 7,7%. Las plazas ofertadas en estas escuelas ascienden a 121.000 y se han ocupado 77.676 en los 2.094 centros distribuidos por toda Andalucía, 1.824 adheridos al programa de ayudas de la Junta mientras que el resto son titularidad de la Administración.

En la zona del Zumbacón, la delegada de Educación en Córdoba de la Junta de Andalucía, Inmaculada Troncoso, ha acudido al inicio del curso en la escuela Nuestra Señora de la Salud, donde ha agradecido el trabajo previo realizado para tener a punto estos centros. No obstante, ha señalado que “el riesgo cero no existe” y que tampoco “se puede garantizar” ya que las precauciones sanitarias en casa también son fundamentales.

Como en anteriores ocasiones, Troncoso ha vuelto a poner en alza la importancia de la enseñanza presencial, más importante aún si cabe en las edades más tempranas, y ha señalado que los padres podrán disponer de toda la información necesaria gracias a los equipos directivos de las escuelas. En esta misma línea ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad y calma ya que, según ha asegurado, la Junta de Andalucía y las escuelas infantiles llevan trabajando en este escenario desde el pasado mes de mayo. La próxima prueba de fuego estará en el tejado de los alumnos de Educación Primaria, que comenzarán el curso escolar el próximo 10 de septiembre.

Etiquetas
stats