El IPBS estudia con Almodóvar del Río, Rute y Bujalance la inclusión en Eracis de sus zonas desfavorecidas

Reunión en la Diputación con los ayuntamientos implicados.

El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) de la Diputación de Córdoba, Francisco Ángel Sánchez, ha mantenido una reunión con los alcaldes de los municipios de Almodóvar del Río, Bujalance y Rute para analizar la situación de su población más vulnerable y proponer su inclusión en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social-Intervención en Zonas Desfavorecidas (Eracis), que desarrolla la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales en colaboración con el Fondo Social Europeo.

Según ha indicado Sánchez, estos tres municipios "cuentan con unos indicadores especialmente preocupantes y reúnen también el mayor número de demandas en relación a los distintos programas de atención social del IPBS". "Esto pone de manifiesto la existencia de barrios o zonas con población en situación de especial vulnerabilidad, una realidad que se ha visto agravada por efecto de las consecuencias socioeconómicas de la pandemia del Covid-19", ha insistido el diputado.

En este sentido, Sánchez ha destacado "la labor fundamental que realizan tanto el IPBS como los propios ayuntamientos de Almodóvar, Bujalance y Rute para atender a las necesidades de la población más vulnerable, si bien la realidad social de estos municipios requiere de una actuación coordinada entre administraciones que se prolongue en el tiempo y permita ir a la raíz del problema para ofrecer soluciones definitivas".

Por ello, y tras las correspondientes reuniones mantenidas con los equipos técnicos de los tres municipios, el IPBS pedirá a la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales "su inclusión en la estrategia Eracis, que está más que justificada por los indicadores de especial vulnerabilidad y riesgo de exclusión que se registran principalmente en algunas de sus barriadas".

El presidente del IPBS ha destacado que "solo en 2020, los Servicios Sociales Comunitarios, a través de los programas de Ayudas de Emergencia, Familiares o de Empleo Social, dieron respuesta a casi 500 familias en Almodóvar, 474 en Rute y 227 en Bujalance", además de las intervenciones familiares e individuales.

Durante el estado de alarma, "el programa de reparto de alimentos a familias vulnerables fue demandado por un número considerable de familias y usuarios de estos municipios". En concreto, se beneficiaron del mismo 341 personas en Almodóvar, 147 en Bujalance y otras 275 en Rute.

Sin embargo, "para ir a la raíz de estas situaciones de desigualdad social no basta con respuestas asistenciales ni con la atención integral que nos esforzamos en prestar desde la Diputación o desde los Servicios Sociales de cada ayuntamiento", sino que "es necesario un plan de acción coordinada y un compromiso entre administraciones que perdure en el tiempo y permita trabajar a fondo para constatar cambios reales".

En ese sentido, "la Eracis se constituye como una herramienta clave para promover una intervención profunda que, tal y como establece la propia Ley de Servicios Sociales de Andalucía, incluya aspectos psicológicos, sociales y educativos, y que aborde los planos individual, familiar, grupal y comunitario, desde una perspectiva interdisciplinar", ha recalcado el diputado.

El presidente del IPBS ha recordado que hasta el momento son 99 las zonas desfavorecidas atendidas a través de la Eracis en toda Andalucía, seleccionadas en base a criterios como el alto índice de paro o los problemas de seguridad o convivencia. En la provincia de Córdoba, los municipios con zonas desfavorecidas seleccionadas son en la actualidad Baena, Palma del Río, Peñarroya-Pueblonuevo, Puente Genil y Córdoba capital.

Sin embargo, las condiciones de vida constatadas por el IPBS y el personal técnico de los ayuntamientos en barriadas como Los Mochos, en Almodóvar del Río; la Barriada de Santiago-Ronda Sur, en Bujalance; y en Los Pinos y Jesús Obrero, en Rute; "hacen necesaria su inclusión en la Eracis para un abordaje integral de sus problemáticas", ha señalado Sánchez.

Desempleo, precariedad y temporalidad

Las elevadas tasas de desempleo y la precariedad y temporalidad de los trabajos que desempeña su población, junto a las carencias formativas profesionales, especialmente entre la población gitana, están en la base de la problemática social que se observa en estos tres municipios. Destaca también su elevado índice de absentismo y fracaso escolar, que, sostenido en el tiempo, solo puede derivar en una cronificación de esa forma de vida precaria.

El estado de las viviendas y los problemas de convivencia vecinal e integración generan situaciones de inseguridad que deben erradicarse con una intervención integral que se extienda en el tiempo. En este sentido, los esfuerzos de los ayuntamientos han ido encaminados a ese objetivo, si bien los programas puestos en marcha se han visto interrumpidos por la falta de apoyo y recursos.

Por todo ello, el presidente del IPBS ha apostado por "poner en marcha los instrumentos que las administraciones tenemos a nuestro alcance para promover el cambio estructural que necesitan las zonas desfavorecidas".

Etiquetas
Publicado el
19 de mayo de 2021 - 04:16 h